Tenerife Sur

Proyecto para crear un museo etnográfico en El Granero de Tijoco

El Ayuntamiento de Adeje desea habilitar una exposición que refleje cómo era el trabajo en el campo. También pretende usar el edificio para ofrecer talleres y como centro de visitantes.

EL DÍA, Adeje
27/feb/03 19:30 PM
Edición impresa
EL DÍA, Adeje

El Ayuntamiento de Adeje estudia habilitar un museo etnográfico en El Granero, un edificio del siglo XVII, situado en el pueblo de Tijoco, que fue restaurado hace varios años por el propio consistorio. Este proyecto será desarrollado por la Concejalía de Actividades Socioculturales, cuyo responsable, Gonzalo Delgado, mantuvo ayer la primera reunión con un grupo de técnicos para debatir diferentes propuestas sobre el asunto.

Delgado explica que la idea básica aún tiene que madurar mucho. No obstante, la intención de las autoridades locales es que el citado inmueble tenga en su planta alta una exposición de aperos de labranza, con "antigüedades" usadas en el pasado en las medianías y la zona alta del municipio, como, por ejemplo, en las trillas o la apicultura. La parte baja se prevé destinar a centro de visitantes y a sede de varios talleres.

Tras el encuentro mantenido ayer por el edil con personal de varios departamentos, una de las primeras tareas consiste en realizar un inventario del material que puede ser expuesto en el centro.

Asesoramiento

En esta experiencia, los promotores de la creación del futuro museo esperan contar con el asesoramiento del área de Desarrollo Económico del Cabildo de Tenerife.

Hace algunos años, el gobierno local anunció que el citado edificio histórico se dedicaría a promocionar la artesanía y a ofrecer diversos talleres formativos relacionados con dicha actividad.

Para ello, la administración municipal esperaba contar con la colaboración del citado departamento de la corporación insular.

Nueva iniciativa

Sin embargo, esa iniciativa nunca salió adelante y ahora el ayuntamiento ha decidido afrontar la realización del nuevo proyecto.

El Granero es uno de los edificios más importantes del patrimonio histórico-artístico de la localidad, que puede volver a ser útil gracias a una restauración llevada a cabo hace aproximadamente cuatro años por la administración municipal.

Se trata de un interesante ejemplo para conocer cómo era la arquitectura civil en el medio rural en los siglos XVII y XVIII.