Tenerife Sur

La iglesia de San Antonio de Padua tiene nuevas medidas contraincendios

El Cabildo de Tenerife y el Obispado refuerzan las medidas de seguridad en dicho complejo religioso del casco urbano de Granadilla de Abona.

EL DÍA, Granadilla de Abona
5/may/03 19:34 PM
Edición impresa

El Cabildo de Tenerife financiará las obras necesarias para renovar la instalación eléctrica y reforzar las medidas contraincendios de la iglesia de San Antonio de Padua, en Granadilla de Abona. Estos trabajos serán ejecutados por el Obispado de la Diócesis Nivariense y tendrán un coste de 51.968 euros, el 90 por ciento de los cuales serán aportados por la Corporación insular.

La consejera de Cultura, Dulce Xerach Pérez, indica que esta actuación forma parte de un programa emprendido por el Cabildo, en colaboración con el Obispado, tras el "fatídico" incendio que destruyó la iglesia de Buenavista del Norte.

Así, expresa que las actuaciones de este tipo tienen como finalidad "favorecer la renovación de todas las instalaciones que se hallan obsoletas en múltiples edificios religiosos" que se encuentran en los distintos municipios de la Isla.

"De esta manera, queremos asegurar la integridad de nuestro patrimonio histórico, acometiendo de manera gradual, los trabajos que son necesarios para sustituir estas instalaciones que no reúnen suficientes condiciones de seguridad", añade la titular del área.

Restauración del inmueble

La actuación que se llevará a cabo en el complejo religioso granadillero viene precedida por un proyecto de restauración del edificio a cargo del cabildo.

En este sentido, las obras desarrolladas en dicho complejo permitieron recuperar la cúpula de la parroquia, la sustitución de una escalera interior de madera, restauración de acabados, reparación y tratamiento de la cerrajería, disposición de un sistema de iluminación adecuado y la limpieza de la fachada.

El complejo parroquial de San Antonio de Padua es un inmueble de valor histórico-artístico, protegido por un expediente de declaración de Bien de Interés Cultural (BIC), con la categoría de Monumento. Su construcción se remonta a principios del siglo XVIII, con la incorporación de la torre en 1885.