Tenerife Sur

La Denominación de Origen Ribera del Duero presenta su producción de 2002

En torno a 70 bodegas de Soria, Burgos, Segovia y Valladolid trasladaron a Tenerife 250 muestras de vinos tintos y rosados obtenidas durante la última cosecha, calificada de muy buena, con el fin de darlos a conocer y de recabar la opinión de los expertos y clientes potenciales.
EL DÍA, Playa de las Américas
8/may/03 19:34 PM
Edición impresa

EL DÍA, Playa de las Américas

 

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Ribera del Duero presentó ayer 250 muestras de la cosecha de vinos tintos y rosados obtenidos durante 2002 en las 17.500 hectáreas productivas que gestiona de las provincias de Soria, Burgos, Segovia y Valladolid.

El Gran Hotel Mare Nostrum acogió este acto a iniciativa de 71 bodegas que decidieron trasladarse a Tenerife para informar de las características del vino de Ribera del Duero y escuchar opiniones sobre los mismos. Una acción similar se llevará a cabo próximamente en Valencia, Murcia, A Coruña, Bilbao y Granada.

Durante la última cosecha obtuvieron 48 millones de kilos de uva, valorando la misma como buena a pesar de que se produjo una merma en la producción como consecuencia de las lluvias caídas.

Durante el encuentro, advirtieron también de la presencia en el mercado de vino que se expende como de la Denominación de Origen Ribera del Duero, "pero se trata de competencia desleal y fraude, por lo que recomendamos que el cliente constate la procedencia del vino que adquiere con la contraetiqueta que aparece en la botella".

Especificidades

En los más de 100 pueblos situados en una franja vitícola de 115 kilómetros de longitud y 35 de anchura se producen seis variedades de uva fundamentalmente: tempranillo, cabernet-sauvignon, merlot, malbee, garnacha tinta y albillo.

Francisco Uña Castaño, presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Ribera del Duero, explicó que esta zona está captando cada vez más mercado del que ocupan las distintas denominaciones existentes.

Respecto a la producción del año anterior, que fue calificada como muy buena, recordó que la misma se vio afectada por "uno de los inviernos más duros de los últimos 30 años". Asimismo, señaló que esperan obtener un buen resultado en el mercado canario, en general, y tinerfeño, en particular, dadas las características del mismo y del producto.