Tenerife Sur

Toda la Isla es Vilaflor cree que los nuevos trazados afectan al desarrollo sostenible


EL DÍA, Granadilla
27/dic/03 19:49 PM
Edición impresa

El Movimiento Ciudadano Toda la Isla es Vilaflor opina que los nuevos trazados previstos para la línea de alta tensión del Sur de Tenerife se enmarcan en el diseño de un futuro modelo energético para el Archipiélago que va contra el desarrollo sostenible, el Protocolo de Kyoto y el uso de energías renovables. Dicha organización hace referencia a las propuestas presentadas por el Gobierno canario a los alcaldes de la comarca el pasado martes, donde, básicamente, las alternativas estudiadas consisten en un trazado paralelo a la autopista del Sur con desvíos en algunos puntos y en utilizar las medianías de varios municipios, aunque intentando evitar los espacios naturales protegidos. No obstante, en dicho encuentro no fue seleccionado ningún proyecto concreto.

Según los portavoces de este colectivo, el tendido resulta imprescindible para aumentar la rentabilidad de la introducción del gas natural que Endesa empleará para generar electricidad en la central de Granadilla. Además, estiman que el futuro puerto industrial en el municipio citado también está incluido en el negocio, al servir como base de recepción de los buques "gaseros" y de un gasoducto. Para el movimiento cívico, el supuesto freno a las energías renovables se aplica con el único fin de que un grupo de empresarios y financieros afines al actual Gobierno hagan negocio con el gas natural de Cepsa, gracias a la instalación del ciclo combinado por Unelco-Endesa, y de que "unos alcaldes desarrollistas sigan concediendo licencias que no cubrirán los costes generados por las empresas turísticas y seguirán aumentando así la espiral del déficit municipal y la degradación del litoral y de la calidad de vida".