Tenerife Sur

El consistorio paga 352.000 euros por una obra deportiva inexistente

Los trabajos en Valle San Lorenzo fueron paralizados por estar en suelo rústico Los exdueños del terreno exigen 600.000 más por no hacerse realidad un convenio urbanístico.
Pedro Fumero, Arona
1/mar/14 2:03 AM
Edición impresa

Las obras paralizadas están cerca de Valle San Lorenzo./ P.F.

Pedro Fumero, Arona

El Ayuntamiento de Arona puede enfrentarse a un pago que ronda el millón de euros por la obra de un complejo deportivo en Valle San Lorenzo que nunca se hizo. Por una parte, una empresa constructora recibió órdenes de empezar los trabajos y poco después el propio consistorio paralizó la actuación, porque se hacía sobre suelo rústico. Y la sala de lo contencioso del Tribunal Superior de Justicia de Canarias le ha dado la razón a dicha sociedad y el municipio deberá pagar unos 352.000 euros.

Pero, dentro de ese mismo proyecto, los dueños del terreno le entregaron a la corporación el espacio para hacer el complejo deportivo a cambio de un convenio urbanístico para construir en la zona próxima a Cruz del Guanche. La cláusula 18 de ese acuerdo estipula que si dicho convenio no se hiciera realidad los propietarios del suelo recibirán en compensación 601.000 euros. Y esos particulares ya han acudido a los juzgados para reclamar esa cantidad.

El portavoz socialista, José Julián Mena, califica este asunto de "auténtico escándalo" y que en "CC deben sentirse abochornados por su gestión del dinero público".

Mena recordó que este nuevo "varapalo judicial" no es un caso aislado, "es una epidemia en la administración gobernada por CC". El edil del PSOE recordó que en las pasadas elecciones sacaron una maqueta y un proyecto del complejo deportivo de las medianías, "que desde el inicio estaba en suspenso y se impedía su ejecución por técnicos municipales por incumplimiento urbanístico, al no existir autorización para las obras". "Y, con pleno conocimiento de que iban en contra de la legislación, alguien del gobierno de CC, que no se sienta hoy aquí en el pleno, encargó que se iniciaran los trabajos; eran malas prácticas que tienen un alto coste para muchas familias", según Mena.

El portavoz del Grupo Socialista criticó a los ediles de CC porque "jugaron con las ilusiones de los vecinos, de jóvenes, mayores y deportistas". Y comentó que lo que iba a ser "un sueño", se ha convertido en un "espejismo" en una zona donde sólo hay un terraplén con hierbajos.

Respecto a la reclamación judicial de 601.000 euros por parte de los dueños del suelo al no salir adelante un convenio, el PSOE critica que fue una "operación absurda y ruinosa de cerca de un millón de euros.

Durante la sesión plenaria del pasado jueves por la noche, los concejales del PSOE votaron en contra de la propuesta del gobierno local, que consiste en utilizar cerca de 300.000 euros de los fondos de contingencia para pagar la ejecución de la sentencia que favorece a la constructora por los trabajos realizados y paralizados después.

En ese aspecto, Mena señaló que el dinero de los fondos de contingencia no está para pagar ese tipo de asuntos.

De hecho, la mayoría de la oposición votó a favor de que se utilicen otras vías para abonar la indemnización al constructor, entre las cuales no se descartó que se depuren responsabilidades políticas.

José Julián Mena señala que los miembros del grupo de gobierno de Coalición Canaria "no cumplieron la Ley, ni los convenios ni con los vecinos".

Para el PSOE, en este asunto lo único que se ha hecho es dilapidar dinero público.

El edil de Urbanismo: "Hay que pagar lo justo"

El concejal de Urbanismo, Carmelo García, recuerda que el constructor pidió en los tribunales 600.000 euros y, gracias al esfuerzo del consistorio y de los servicios jurídicos del Cabildo, se logró reducir la indemnización a la mitad. García reconoce que "estamos en un contencioso por los 601.000 euros que reclaman los exdueños del terreno por el convenio; pero en absoluto estamos de acuerdo con lo que solicitan". El edil manifestó que "tenemos un informe técnico según el cual a los afectados por la no realización del convenio urbanístico les corresponden sólo 60.000 euros". Reconoce que se basan en una cláusula abusiva y ese no es el precio real. García aclara que aún no se renuncia al proyecto del centro deportivo y ahora, a través del Gobierno canario, se busca un resquicio en la Ley para poderlo construir en suelo rústico.