Tenerife
TOMÁS CAPOTE ASOCIACIÓN PARA LA DEFENSA DEL DERECHO DEL CIUDADANO

"Técnicamente estamos preparados, económicamente no"

El rector del colectivo ciudadano asegura que la introducción del sistema tranviario llevaría aparejado "un periodo de ajuste considerable" en algunos sectores sociales.

EL DÍA, S/C de Tenerife
9/ago/02 12:06 PM
Edición impresa

"Tenemos la costumbre de hacer proyectos y pensar en el coste inicial, pero no compensamos en los costes de mantenimiento", señaló Tomás Capote, presidente de la Asociación para la Defensa del Derecho del Ciudadano, en torno al coste del tranvía.

- ¿Qué opina del proyecto del nuevo sistema?

- Recuerdo que cuando era niño me colgaba de él cuando íbamos a Tacoronte. Es un transporte medioambiental ideal, pero hoy en día, con la competencia que hay de otros medios en cuanto a tiempo y factor económico, tiene sus dudas. Sin embargo, es una idea sana y los problemas que se le pueden plantear al tranvía son el recorrido y el objetivo que lleve la sociedad que se haga cargo del tema. En mi opinión, como economista, habría que aunar todos los sectores competitivos, taxis y Titsa, para que participen en un sola sociedad, porque se creará una competencia que en todo periodo de modernidad significaría un cambio. No se puede transformar todo de golpe, porque se crearían unas convulsiones y reacciones de sectores que no son deseables en esta tierra.

- Entonces, está de acuerdo en la creación de la autoridad única en materia de transporte.

- Igual que se hizo con el PIOT y el tema hidráulico, habría que hacer una política regional, si es que alguna vez termina de funcionar, e, Isla por Isla, los Cabildos ofrezcan un proyecto de tipo PIOT para apoyarlo. Hay que equilibrar siempre en la economía las cosas para que, de esta forma, todo el mundo pueda participar del bienestar. No se pueden crear macrosistemas que después se comen a todos los otros. Terminan siendo deficitarios y siempre hay que apuntalarlos con dinero público.

- ¿Es de la opinión de que el tranvía entraría en competencia con la guagua?

- Entraría en competencia en cuanto al uso. También, tal vez en un futuro, en una sociedad medioambiental con menos ruidos y contaminación, que es a lo que hay que tender. En una sociedad como ésta, en la que todo el mundo quiere ir en coche hasta su casa, se ve visos de ser un problema de cultura y de acostumbrarse a campañas publicitarias. Si no es así, no se aceptaría fácilmente.

- ¿Piensa que estamos preparado para tener en Tenerife este medio?

- Técnicamente sí. Económicamente no. Socialmente, la gente estaría por ello, siempre que fuera un circuito, como han hecho en otras ciudades europeas. Aquí se perdió la costumbre y ahora todo esto llevaría un periodo de ajuste considerable por el tema comercial, económico, de transporte... Se debería haber hecho un estudio y consultar a todos los sectores previamente. Son 240 millones de euros la primera fase. Ojo, tenemos la costumbre de hacer proyectos y pensar en el coste inicial, pero no compensamos en los costes de mantenimiento, que es algo importantísimo. No estoy en contra del proyecto del tranvía, pero sí tengo mis dudas sobre la forma en cómo se debe llevar a cabo y los tiempos. Estoy en contra de las ideas que se les meten a algunos políticos para quedar con su nombre en una placa. No hay que hacer eso.

TOMÁS CAPOTE ASOCIACIÓN PARA LA DEFENSA DEL DERECHO DEL CIUDADANO