Tenerife

Británicos y alemanes generan el 58% del negocio del golf en la Isla

Los no residentes que juegan en los campos de Tenerife Golf representan el 71,6%, frente al 28,4% de los residentes La actividad subió un 0,7% interanual en el primer semestre.
D. Ramos, S/C de Tenerife
1/sep/15 6:20 AM
Edición impresa
/ED

D. Ramos, S/C de Tenerife

El golf es más cosa de visitantes extranjeros que de residentes en la Isla. En torno al triple. Así se desprende de los datos de Turismo de Tenerife para el primer semestre de 2015 en los siete campos asociados a la marca Tenerife Golf, que experimentaron una subida interanual de un 0,7%.

Además de ser un deporte propio de turistas de fuera de España, el golf es, sobre todo, para británicos y alemanes. Y es que los primeros aglutinan el 11,1% de la actividad que realizan los residentes en Tenerife en estas instalaciones y el 20,7% de la que desarrollan los foráneos, mientras que los alemanes representan el 5,9% y el 20%. En suma, un 57,7%.

Cabe indicar que la unidad de medida utilizada en el estudio de Turismo de Tenerife es la venta de los denominados "green fees" (tarifa que cobran los campos de golf a los jugadores por jugar nueve o 18 hoyos), que durante los seis primeros meses de 2015 ascendieron a 174.401, frente a las 173.216 de 2014.

Distinguiendo entre residentes y no residentes, unos alcanzan el 28,4% y los otros el 71,6%. En la segunda categoría, y más allá de la fuerza de británicos y alemanes, los españoles consumieron el 8,7% y los jugadores de los Países Nórdicos (Dinamarca, Finlandia, Noruega y Suecia), un 8%. También destacan los jugadores franceses (3,3%), belgas (2,4%), e italianos y suizos, con una cuota del 1,8% cada uno.

Las instalaciones analizadas en el proyecto son las vinculadas a la marca Tenerife Golf (Abama Golf, Amarilla Golf, Buenavista Golf, Golf Costa Adeje, Golf del Sur, Golf Las Américas y la gomera Tecina Golf), de las que varias cuentan con reconocimiento entre quienes practican este deporte.

Con respecto a los datos de cada una de esas infraestructuras deportivas, la de Costa Adeje logra el 27,7% de los 174.401 "green fees" vendidos (48.387), seguida por la de Las Américas (32.873 y un 18,8%), el Golf del Sur (29.136 y un 16,7%), Amarilla Golf (21.932 y un 12,6%), Abama (14.900 y un 8,5%), Buenavista Golf (14.414 y un 8,3%) y Tecina (12.759 y un 7,3%).

El 28,4% de la actividad de esos recintos, que corresponde a quienes viven en la Isla, se dividen entre el 5,9% de los alemanes y el 11,1% de los británicos, a los que hay que sumar un 8,1% de los españoles y un 3,3% de otras nacionalidades, lo que refuerza el planteamiento de que quienes juegan en los principales campos de golf tinerfeños no son españoles; algo que, según balances anteriores, se viene repitiendo.


 Costa Adeje acoge en octubre la IGTM 

El Magma, en Costa Adeje, acogerá entre el 5 y el 8 de octubre el Golf Travel Market (IGTM), la feria turística de golf más importante del mundo y que ha sido objeto de preparativos durante los últimos meses. No en vano, en febrero, el Cabildo -a través de Turismo de Tenerife y su marca Tenerife Golf- y los diferentes ayuntamientos que acogerán actos relacionados con la feria mantuvieron una reunión para empezar el proceso de coordinación para la cita.

Este evento cuenta con la participación de Promotur y Turespaña, y en él se espera la asistencia de más de un millar de delegados y varios centenares de periodistas especializados.

Concretamente, la IGTM reúne a destinos y a grandes compradores de vacaciones de golf, tales como turoperadores, mayoristas, agentes de viajes o portales de reserva. Entre los países de procedencia de quienes está previsto que asistan se encuentran Alemania, Holanda, Estados Unidos, China, Rusia, Emiratos Árabes Unidos o India.

Según las previsiones de Turismo de Tenerife, se espera que los visitantes realicen diferentes actividades en la Isla. Entre otras, tienen pensado que estos recorran el Parque Nacional de Las Cañadas del Teide y La Laguna, así como que participen en el avistamiento de cetáceos y en degustaciones de la gastronomía canaria, a fin de conseguir que su experiencia en la Isla sea satisfactoria.