Tenerife

La Laguna dispondrá del cuartel del Cristo y de parte de Ingenieros

Carlos Alonso señala que falta el envío de unos documentos y celebrar la última reunión de la negociación Suelo de La Cuesta pasará a residencial y será propiedad de Defensa.
Domingo Ramos, La Laguna
3/sep/17 6:22 AM
Edición impresa
La Laguna dispondrá del cuartel del Cristo y de parte de Ingenieros

El cuartel del Cristo y equipamientos de Ingenieros -situado en la carretera general La Cuesta-Taco- serán para La Laguna. Las negociaciones que desde hace años emprendieron el Cabildo de Tenerife y el Ministerio de Defensa están prácticamente cerradas, hasta el punto de que lo previsible es que la próxima reunión entre las partes sea la definitiva.

Según explicó a EL DÍA el presidente insular, Carlos Alonso, lo que resta es remitir al Estado una documentación en la que se "consolide" lo que han venido hablando durante el proceso, y después mantendrán ese encuentro final. Concretamente, hubo una propuesta previa, se acordó "afinar" esta un poco más y ya se han hecho las tasaciones para determinar "valores ciertos", detalló el político nacionalista. "Y estamos compendiando toda la información para tener una última reunión con el ministerio", añadió.

Las conversaciones empezaron en su día con cinco instalaciones (Hoya Fría, Ingenieros de La Cuesta, el Cristo, Ofra-Vistabella, y Base Parque y Talleres de La Cuesta) y por último quedaron las tres primeras. De ellas, la ciudad dispondrá de la del Cristo. "Aunque la adquiera el Cabildo va a ser para uso público, pero no será un equipamiento insular, sino local", precisó Alonso. Por su parte, los efectivos acuartelados en Ingenieros se desplazarán a Hoya Fría, para lo que, eso sí, el ministerio tiene que completar el proceso de adquisición a través de la expropiación de los suelos. "Que está en eso", apostilló.

Lo que han venido analizando la institución insular y el consistorio lagunero antes de remitir la documentación es la ordenación del segundo recinto, que permitirá uso residencial y, en determinadas zonas, público. "La idea es que ellos mantengan la propiedad del suelo y que haya un convenio urbanístico para cambiar los usos; que se impulse ese tipo de equipamientos en beneficio de la ciudad, y la parte residencial la promoverían ellos", expresó el presidente tinerfeño.

"Lograrían la concentración de efectivos, así como la financiación para el desplazamiento y la construcción de nuevas dotaciones abajo y lo que puedan obtener del suelo, mientras que la ciudad conseguiría el Cristo y los equipamientos de La Cuesta-Taco", sintetizó sobre una negociación para la que se requerirá un convenio. "Primero será un protocolo, probablemente", puntualizó el máximo responsable del Cabildo en cuanto a las fórmulas administrativas. Con ello se alcanzará el final de unos trámites que se han prolongado en el tiempo y que, por momentos, sus responsables han llevado con cierto hermetismo.

Uso ciudadano para un recinto céntrico

Un gran espacio para actividades diversas. Salvo giro inesperado, y después de años de propuestas, en esa línea irá el uso que al final tendrá el oficialmente denominado "acuartelamiento de San Francisco", el cuartel del Cristo, la gran instalación anexa a la plaza del mismo nombre, situada en el casco lagunero.

"Hemos hablado con los servicios de Urbanismo para ver si se puede hacer una especie de plan director con la idea de un lugar de encuentro y de actividades más masivas, como son las propias de las fiestas del Cristo, pero que nos permita también temas de juventud, de actos más pequeños...", apuntó el alcalde de La Laguna, José Alberto Díaz. "El entorno es bastante grande, es como toda la plaza".

El regidor local señaló que los técnicos ya han estado allí. "Han tenido la primera visión y hay que plantearse un plan de desarrollo a más largo plazo, y ver qué cosas se pueden utilizar de manera inmediata y las que requieren ese plan de actuación poco a poco", indicó Díaz. El objetivo, continuó, es que lo que se decida tenga una "lógica" y que no vayan siendo "actuaciones individualizadas".

Todo esto llegaría tras años de ideas más o menos en firme; desde que albergase la Facultad de Educación -una de las posibilidades que tomó más cuerpo- a la creación de una "gran zona verde" con una laguna, una noria y una pista de patinaje, que planteó Domingo Medina antes de las elecciones de 2007.