Santa Cruz de Tenerife

Residencial Anaga se rebela contra los ruidos del entorno

La Comisión de Sugerencias y Reclamaciones ha recibido casi 200 quejas por los "excesivos decibelios" de las verbenas de las fiestas en el cercano barrio de La Alegría en agosto.
O.G./J.D.M., S/C de Tenerife
2/oct/17 6:04 AM
Edición impresa

Unos 200 vecinos de distintas comunidades de Residencial Anaga han avalado con su firma las quejas presentadas ante la Comisión de Sugerencias y Reclamaciones del Ayuntamiento de Santa Cruz contra lo que entienden como un excesivo ruido que deben soportar. Con dos focos como origen: las fiestas en el cercano barrio de La Alegría y los motores de los generadores para producir energía en las plataformas petrolíferas fondeadas en el Muelle de Ribera.

En concreto son ya 120 las rúbricas confirmadas y otras 80 pendientes de concretar en breve. Una fuente vecinal explicaba a este periódico: "Esto surgió de uno de los edificios y luego hemos sido muchos los que hemos firmado, porque nos parece un serio problema a solventar por las administraciones competentes".

Respecto a las fiestas de San Roque en La Alegría, este portavoz valora: "Casi todos los fines de semana del mes de agosto, por no decir todos, tuvimos que soportar la música con un sonido elevado. No nos parece de recibo". En cuanto a las plataformas indicó: "El ruido de los motores por las noches, cuando hay silencio, resulta ensordecedor".

Recuerdan las fuentes que "este problema del muelle se remonta a más de un año. La Autoridad Portuaria prometió solucionarlo con el enganche directo de las plataformas a la energía del puerto para que no fueran necesarios los generadores, pero parece que no es posible por alguna cuestión técnica, en este caso concreto. Seguimos a la espera de que cumplan la promesa que hicieron".

Como se recordará, no es la primera vez que se producen quejas por ruidos en esta zona de Santa Cruz. De hecho, recientemente se debatió en una comisión de control sobre las molestias que generaban las fiestas de La Alegría.

El asunto lo llevó al órgano de control el PSOE, días antes de que comenzaran los festejos, y le respondieron, tanto desde el grupo de gobierno como la comisión de fiestas, que se hacían todos los controles necesarios para que no se excediera de los decibelios permitidos.

También se ha debatido en comisión de control sobre las molestias de las plataformas. En este caso, la respuesta más concreta ha llegado desde la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife. Su presidente, Ricardo Melchior, dijo hace unos días que las plataformas "dejan dinero" en los barrios de la capital.