Tenerife

Más de setenta compañías conectan la Isla con 154 destinos diferentes

Tenerife registró el año pasado un movimiento de casi 16 millones de pasajeros, hasta 124.000 operaciones de aterrizaje y despegue, con 9,4 millones de plazas disponibles para volar.
El Día, S/C de Tenerife
7/feb/18 6:24 AM
Edición impresa
Más de setenta compañías conectan la Isla con 154 destinos diferentes

Gran parte del éxito turístico de Tenerife se debe a la mejora de la conectividad aérea con las compañías, lo que ha permitido alcanzar la cifra de 154 destinos y que el 94% de los visitantes lleguen en conexión directa, ha destacado esta semana el consejero insular de Turismo, Alberto Bernabé.

Un movimiento de casi 16 millones de pasajeros, 124.000 operaciones de aterrizaje y despegue o 9,4 millones de plazas disponibles para volar a la Isla son algunas de las cifras que dan idea de la importancia del sistema aeroportuario isleño, que sitúa a Tenerife a la altura de aeropuertos europeos como Dusseldorf (conecta con 190 aeropuertos); Madrid (187), London Heathrow (180) o Barcelona (164) en cuanto al número de conexiones (154).

Así, según los últimos datos de Turismo de Tenerife, la Isla cuenta con 319 rutas conectadas con 154 destinos operadas por más de 70 compañías, algunas nuevas como Ural Airlines (San Petesburgo), Sund Air (rutas Kassel, Tegel) o Air Europa en el mercado intersinsular (Tenerife/Gran Canaria).

De los 9,4 millones de plazas disponibles, 8 millones son oferta regular, un 9,5% más que en el año anterior. Este dato ha supuesto un incremento cercano a las 700.000 plazas regulares más respecto al ejercicio anterior.

Las 38 nuevas conexiones estrenadas en 2017 suponen más de 227.000 nuevas plazas de llegada al año, a lo que hay que sumar los incrementos de oferta de los operadores en sus rutas habituales. De estas conexiones, cuatro no se operaban el año anterior: Lisboa-TFN; Vitoria-TFS, Londres Heathrow-TFS y Granada-TFS.

Según la Corporación insular, el notable incremento de conexiones corrobora la apuesta de las compañías aéreas por el destino y, también el trabajo que Turismo de Tenerife desarrolla en captación de nuevas rutas que en 2017 volvió a ser recompensada en el Foro de Conectividad Routes celebrado recientemente en Barcelona con el premio al segundo destino mundial en captación del rutas.

Entre las nuevas conexiones con Europa, hay que destacar la puesta en marcha por British Airways desde Londres Heathrow con plazas en categoría bussiness, lo que permitirá incrementar la llegada de viajeros de alto poder adquisitivo desde Reino Unido, nuestro principal mercado emisor de viajeros.

También se inauguró recientemente la ruta de Binter desde Lisboa; Jet2 desde Londres Stanted; Norwegian desde Dusseldorf; Easyjet desde Nápoles o Vueling desde Nantes, entre otras.

Con la Península, además de las citadas anteriormente, está la de Vueling con La Coruña-TFS, o Norwegian desde Bilbao-TFS y, en el mercado interinsular, destaca la entrada de Air Europa en su conexión con Gran Canaria desde TFN y las de CanaryFly con Fuerteventura y El Hierro con TFN.

Este lunes se anunció que Tenerife tendrá por primera vez un vuelo directo con Israel, desde el 27 de marzo, una ruta que operará Smartwings. También se estrenará otras 9 rutas con Europa y consolidará las ya iniciadas en 2017, además desde Turismo de Tenerife se seguirá trabajado para lograr el vuelo directo con Nueva York.

Los retos a los que se enfrenta el destino este año

Tenerife se enfrenta a varios retos en 2018 que deberá solventar para afianzar su posición hegemónica como destino turístico. Uno de ellos es hacer frente a la situación de recuperación de los destinos del área mediterránea, Turquía, Egipto y Túnez, que provocará una reducción de los flujos turísticos en algunos de nuestros principales emisores. A la vez, la Isla debe consolidar en el mercado los productos creados y continuar con el equipamiento para desarrollar nuevas ofertas, destacan desde el Cabildo. Contribuir a mejorar la movilidad en la Isla; maximizar los beneficios del turismo en términos de rentabilidad y empleo; la formación adecuada a las necesidades del sector; la construcción de una nueva terminal de Tenerife Sur para mantener la calidad de esta infraestructura; continuar con la renovación alojativa y las inversiones para la mejora de los espacios públicos o el desarrollo tecnológico en el sector son algunos de los desafíos que deberá superar el sector turístico tinerfeño, para afianzar su liderazgo en la materia.