Tenerife

La joven desahuciada Tamara González tendrá casa a final de mes

La Concejalía de Atención Social y Provivienda pondrán un hogar a disposición de esta madre y sus tres hijos en régimen de alquiler El coste del arrendamiento será de 400 euros.
El Día, S/C de Tenerife
14/ago/18 6:18 AM
Edición impresa
 

La familia de Tamara González -tiene tres hijos-, que fue objeto el pasado 3 de julio del desalojo de la vivienda que ocupaba de forma irregular en el barrio de Ofra, dispondrá en breve de un nuevo piso gracias a las gestiones de la entidad Provivienda y de la Concejalía de Atención Social.

La firma del contrato de arrendamiento en régimen de alquiler del nuevo hogar de Tamara González y su familia se formalizará el próximo lunes 20 de agosto, lo que le permitirá acceder a un nuevo hogar, después del desalojo y de su estancia en uno de los pisos de emergencia que el ayuntamiento tiene a disposición de las familias que atraviesan situaciones de esta naturaleza.

El coste efectivo del arrendamiento del nuevo piso -situado en Ofra con tres habitaciones y un alquiler de 400 euros- se sufragará a través de la prestación económica de ayuda al alquiler que concede la Concejalía y a la colaboración económica que presta la entidad financiera La Caixa.

El edil del área Social, Óscar García, se congratuló de que "con el esfuerzo de todos, al final estamos encontrando una solución para la familia de Tamara", y valoró "el trabajo de Provivienda al encontrar un piso de alquiler en unos tiempos donde es cada día más difícil encontrar una vivienda para familias de bajo poder adquisitivo".

García informó al respecto de que "la búsqueda del piso la ha gestionado Provivienda, entidad que es subvencionada por la Concejalía a través de la convocatoria de Cooperación Social para llevar a cabo este tipo de intervenciones".

"El piso es de la bolsa de viviendas y contactos que tiene la citada entidad. El contacto, la mediación y la negociación con el propietario han sido realizados por Provivienda", agregó.

"Ha hecho un gran trabajo asesorando a Tamara en todas las cuestiones relativas a este alquiler -comentó-, incluso tramitando el certificado de eficiencia energética de la propia vivienda para favorecer la tarea al propietario".

Hasta que se formalice el contrato y se proceda a la entrega de las llaves, la familia de Tamara González seguirá residiendo en el piso de emergencia que le facilitó el consistorio de Santa Cruz, una vez que se consumó el desalojo de su anterior casa.

De igual forma, el ayuntamiento seguirá costeando hasta entonces los dos trasteros contratados para guardar los enseres y pertenencias de la familia de Tamara González.

Óscar García recordó que "en su día aseguramos que a la familia de Tamara no le iba a faltar ni un solo día un hogar, ya fuera inicialmente con el recurso del piso de emergencia, que tuvo a su disposición desde el mismo día del desalojo, o como ocurre ahora con un piso de alquiler, que es lo deseable".

Por último, el concejal de Atención Social animó a hacer una reflexión "honesta" sobre el compromiso constante en materia social del Ayuntamiento de Santa Cruz y a evitar caer "en la tentación política" de hacer demagogia con personas o familias que atraviesan una situación de dificultad social.