Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Arabia Saudí admite la muerte de Khashoggi leer

El Cabildo premia la dedicación de entidades y personas a los mayores

El presidente, Carlos Alonso, y la consejera insular Coromoto Yanes entregaron ayer los Premios Ansina a los Valores Humanos, galardones que cumplen su vigesimotercera edición.
El Día, S/C de Tenerife
2/oct/18 6:24 AM
Edición impresa
El Cabildo premia la dedicación de entidades y personas a los mayores

El presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, entregó ayer en el Salón de Actos de TEA Tenerife Espacio de las Artes los galardones correspondientes a la vigesimotercera edición de los Premios Ansina a los Valores Humanos, una convocatoria que parte del Área de Acción Social de la Corporación insular. Estos galardones del Programa de Dinamización e Intervención Social Ansina distinguen a las entidades y personas que han destacado por su labor en favor de los mayores.

En este acto también estuvieron presentes la consejera insular de Acción Social, Coromoto Yanes, y el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez.

Los galardones entregados a los premiados se materializaron en una escultura denominada "El árbol de hilo", obra de Candelaria Suárez Arteaga, que simboliza los valores que unen socialmente.

En su intervención, Carlos Alonso felicitó a las entidades y personas premiadas "por su inestimable contribución a la sociedad" y manifestó sentirse orgulloso "de tener a gente tan buena y entregada a los demás", y les animó a no cesar nunca en su empeño de hacer las cosas bien.

Por su parte, Coromoto Yanes recordó la labor que se lleva a cabo a través del programa Ansina en la promoción del bienestar de los mayores y puso en valor el trabajo de las animadoras y animadores de Ansina, "que son, además de grandes profesionales, grandes personas que ponen especial cariño en lo que hacen".

Los distinguidos en la modalidad de entidades fueron la Asociación de Mayores Voluntarios de Informática de Tenerife, Amavite; la Asociación de Cuidadores, Familiares y Amigas de Personas con Dependencia, Alzheimer y otras Demencias, Acufade; y la Fraternidad de la Divina Providencia. En la modalidad individual, los galardonados han sido Carmen Margarita González Núñez, María Rosa Serrano García y Ángel Martín Falcón Domínguez.

Los Premios Ansina a los Valores Humanos poseen un carácter honorífico y persiguen estimular, mediante el reconocimiento público, la labor que tanto entidades como personas anónimas desarrollan en favor de los mayores. De esa manera, se resalta de las primeras su labor en favor de la integración social y de las condiciones de vida y de las segundas, su dedicación prestando servicios en diferentes ámbitos y su ejemplo.

Los Premios Ansina a los Valores Humanos son un estímulo para los receptores de estas distinciones porque valoran no solo lo que se ha hecho, sino también -de una forma especial- lo que se puede llegar a hacer, permitiendo ser un aliciente para acciones futuras.

En la modalidad de entidades, la Asociación de Mayores Voluntarios de Informática de Tenerife (Amavite), comenzó a funcionar en 2005 y que actualmente cuenta con 220 voluntarios y colabora en 10 centros de mayores.

La Asociación de Cuidadores, Familiares y Amigos de Personas con Dependencia, Alzheimer y otras Demencias (Acufade) se constituyó en 2005 y prestan servicios dirigidos a mejorar la calidad de vida de las personas mayores y dependientes.

Otro de los premiados es la Fraternidad de la Divina Providencia, una congregación religiosa que se dedica a la atención de personas con diversidad funcional desde el año 1999 en Canarias.

Premios individuales

Uno de los galardones en la modalidad individual fue para Carmen Margarita González Núñez. Combina su pasión con acciones voluntarias en el proyecto "Café y Calor" de Cruz Roja; y es en el programa Ansina donde Carmen Margarita da rienda suelta a su creatividad y empieza a colaborar con el proyecto Intergeneracional, formando parte del grupo de Cuentacuentos, que trabaja con escolares. Colabora, también, junto a los vecinos de Taganana en una iniciativa de rescate de la memoria histórica que ilusiona a toda la comunidad. Participa en un taller de costura para la elaboración de la vestimenta, fiel a la época, para luego hacer la representación de la recuperación de la Librea que representa la Gesta de 1797.

La otra premiada es María Rosa Serrano García, con una larga andadura en como voluntaria de Cáritas Diocesana. Su predisposición es total, y realiza multitud de labores distintas relacionadas con la entidad.

El otro galardón fue para Ángel Martín Falcón Domínguez. Fue concejal y, tras su merecida jubilación, intensificó su labor social en San Juan de la Rambla, que conoce palmo a palmo, y recopilando la tradición oral, generación tras generación.