Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El terrorista de Estrasburgo ha sido abatido, según los medios franceses leer

CC acusa a la oposición de hacer una película con el contrato de la basura

El concejal Dámaso Arteaga defendió ayer en el pleno extraordinario del Ayuntamiento de Santa Cruz que el proceso de adjudicación sigue estrictamente un proceso jurídico.
El Día, S/C de Tenerife
24/nov/18 6:46 AM
Edición impresa
 

"Se han montado una película y se han puesto a rodar en busca de conseguir un Óscar: Con Pedro Fernández Arcila (SSP) y su Amenaza Fantasma; José Ángel Martín (PSOE), con El Justiciero; Ramón Trujillo (IU), con el Caso Watergate; Enrique Rosales y Antonio Blanco (Cs); con Pier no doy una y los Autos Locos". Esta fue la respuesta parodiada del concejal de Servicios Municipales, Dámaso Arteaga (CC), sobre las denuncias realizadas ayer por los partidos de la oposición en el pleno extraordinario celebrado para debatir el nuevo contrato de basuras recientemente adjudicado a la empresa Valoriza, del que dijeron de forma muy resumida "que es irregular por completo", criticando "la inexistencia de un debate por las limitaciones de tiempo impuestas".

Al respecto, Arteaga defendió el procedimiento y las conclusiones de la Mesa de Contratación, "que está compuesto de funcionarios de alta capacitación y que puntúan según las ofertas presentadas", y puso en valor la meticulosidad y profesionalidad con la que los técnicos han llevado a cabo el procedimiento con el que se resuelve que la empresa Valoriza "presentó la mejor oferta" sumando de forma global todos los parámetros exigidos, explicó en una de sus alocuciones.

Pero tal y como se esperaba, el socialista José Ángel Martín (PSOE) fue bastante duro y acusó al grupo de Gobierno de "parapetarse detrás de los técnicos y funcionarios", añadiendo que "en ningún caso los estaba atacando" y dándole el mérito al nacionalista "de equiparar los barrios y el centro de la ciudad en suciedad".

Recordó, entre otras cuestiones, que los técnicos dejan claro que la oferta de Valoriza presenta "menos horas de trabajo, menor número de contenedores, la recogida de enseres y muebles es insuficiente, no recoge los escombros y no tiene personal suficiente... Entonces, ¿por qué se le adjudica el contrato a esa empresa?", preguntó con cierta incredulidad.

Arcila (SSP), en la línea de Martín, puso en duda las razones de la adjudicación, acusando al gobierno municipal de "ejercer las mismas prácticas que el zerolismo con la adjudicación de los contratos", insinuando que irá a los juzgados "por este error del Gobierno. Hasta la misma empresa dice que incumplirá y que no le importa que sea penalizada con el 9% del contrato", ironizó,

Por su parte, Antonio Blanco (Cs), criticó "la falta de transparencia y la contradicción entre la elección y las motivaciones que han hecho de Valoriza la adjudicataria", añadiendo mirando al edil de Servicios Municipales que "un político tiene que ser honrado y también parecerlo".

Trujillo no fue menos duro y reconoció no entender como "se valora con 13 puntos a la empresa Valoriza, que los técnicos dicen que no va a cumplir, y con 8 a las iniciativas que sí lo harán", poniendo en duda sobre la mesa una partida que dice tener Valoriza en materia de amortizaciones de 300.000 euros y relacionándola con la posibilidad de despidos con el personal subrogado, dijo en parte de sus argumentos.

Zaida González (PP) defendió que la Mesa de Contratación es la que resuelve la mejor oferta, recordando que "todos los informes han sido publicados", la capacitación de los funcionarios y que en ningún caso "existe ni trampa ni cartón, como denuncian ustedes", siendo la primera en señalar que la oposición en peso "está haciendo una película de terror" a la hora de denunciar un caso que no existe".

Gestión de servicios

El edil de Servicios Municipales, Dámaso Arteaga (CC), recordó a José Ángel Martín (PSOE) el procedimiento se encuentra en fase de recursos, por lo que debe existir una suspensión provisional hasta que se resuelva la propuesta de adjudicación de la Mesa de Contratación, apuntando que el contrato es de gestión de servicios "que no de servicios", tal y como defendió con vehemencia el socialista y que podría suponer un problema futuro para la corporación.

Reglamento del pleno

La queja más generalizada del día fue "la escasa calidad democrática" impuesta por el alcalde José Manuel Bermúdez por la aplicación rigurosa del reglamento del Pleno, "lo que impide un debate minucioso sobre un problema tan importante como el mayor contrato que se puede adjudicar por parte del ayuntamiento", dijo la oposición. Bermúdez se revolvió y dejó claro que este asunto se decidió en la Junta de Portavoces" y criticó a Fernández Arcila (SSP) "por intentar dar carnés de honestidad" , apuntando que "cuestionar la adjudicación es cuestionar la Mesa de Contratación y a los funcionarios".