Última
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Las milicias kurdas anuncian el fin del "califato" del Estado Islámico leer
EL POSTIGO ISLEÑO JUAN CARLOS RAMOS

Pocas y pésimas canchas deportivas


21/ene/02 20:03 PM
Edición impresa

LOS ANTÍDOTOS MÁS eficaces contra la criminalidad y las toxicomanías son la familia y el deporte. Sin embargo, en esta Isla es una misión complicada practicar aficiones como el atletismo. Una situación muy diferente a la que viven en Gran Canaria, con instalaciones de primera calidad ¡y públicas!

De ellas se pueden beneficiar hasta jóvenes de categoría como la austriaca Steffi Graf, campeona de Europa de 800 metros, que prepara en el estadio de San Fernando el campeonato continental en pista cubierta de Viena, además del récord mundial en sala. Entre Maspalomas y la Playa del Inglés trabaja a diario. En el mismo escenario que entrenan otros prestigiosos deportistas, como la checa Formanova, campeona mundial en Sevilla 99, junto con su compatriota Fuchsova.

Todo eso es impensable ahora en Tenerife. ¿Dónde irían? ¿Al achacoso Francisco Peraza? ¿Recuerdan al consejero Bermúdez hablando en febrero de 2001 de que las instalaciones de Tíncer iban a ser modélicas? ¿Cuándo?

Por fortuna, algo empieza a cambiar con la construcción de campos de césped artificial. Una iniciativa hace años emprendida en la isla vecina y cuyos resultados no hay más que ver. Pero no todo se debe dedicar al balompié. De ahí que también sea digno de alabanza la puesta en marcha del Centro Insular de Tenis.

Que hayan salido figuras de primer nivel como Mario Pestano, Iván Ramallo, Teresa Linares o Gloria Casanova es milagroso. Como sorprendente resulta que sigan entre nosotros y no hayan emigrado, como la mayoría. La solución: más y mejores canchas, que es ¡salud y formación!

EL POSTIGO ISLEÑO JUAN CARLOS RAMOS