Última

EL MOJO


21/mar/02 22:02 PM
Edición impresa
Moteros acuáticos

Los conductores de motos náuticas lo tendrán más complicado este verano para surcar los mares con sus veloces "diablillos", ya que un real decreto aprobado por el Gobierno exige tener titulación previa y más de 18 años. Las empresas de alquiler soportarán también unos costes adicionales para adecuarse a la legislación. A ver si así se evitan accidentes y situaciones desagradables. Pero, ojo, no todos los "moteros" hacen gamberradas. Los hay muy serios.

Infracciones

La infracción más habitual de los conductores de motos acuáticas suele ser salir a velocidades inadecuadas de las playas, como ocurre a veces en Las Teresitas. En concreto, el año pasado se efectuaron 491 inspecciones y se registraron 138 denuncias en las Islas. Es decir, que se hace necesario reforzar la vigilancia para que los bañistas puedan chapotear tranquilos en las azules aguas de nuestro litoral. A ver si entre todos nos podemos entender en este asunto.

Responsables

Comenta una vecina de la Capital que hay ciudadanos de dos clases: los responsables y los irresponsables (o caraduras). Esta última categoría la representa el propietario de un todoterreno que golpeó un coche aparcado y abandonó el lugar sin dejar nota alguna de contacto para asumir los daños. Los responsables fueron los ciudadanos que anotaron el modelo y matrícula del vehículo "agresor" y entregaron los datos a la dueña del automóvil siniestrado.

Inmigrantes

Una lectora envía un correo electrónico en el que se queja de la llegada de inmigrantes, pero no de los que vienen en patera, sino de los que aterrizan en la Isla en avión con la excusa de quedarse tres meses de vacaciones y luego permanecen durante años. Se pregunta también por qué los movimientos migratorios se dirigen a Canarias, que no es una tierra rica. Seguro que estos interrogantes se pasean a diario por las mentes de miles de ciudadanos.