Última
LO ÚLTIMO:
Veinte investigados por fraude a la Seguridad Social, algunos en Las Palmas leer
EL POSTIGO ISLEÑO SERGIO LOJENDIO

De las momias a los momios


15/nov/02 19:56 PM
Edición impresa

ESTE GOBIERNO nacionalista vuelve a adornar su escaparate cultural y ahora anuncia, entre ecos magníficos, el regreso de una particular pareja de momias prehispánicas, en conserva austral.

Los cronistas oficiales no se cansan de relatar los denodados esfuerzos económicos que supondrá este importantísimo rescate y, añaden, los avatares que resultarán de tan largo viaje, desde Argentina hasta Tenerife. Mientras tanto, dicen que estas momias, bien compuestas, aguardan el momento preciso para deshacer la historia sobre aquel camino antiguo, como lo vienen haciendo tantos emigrantes. Algunos llegan a creer que de esta forma podrán incorporar un valor más a su currículum inmortal, el de canarios retornados, no sea que alguien vaya a tachar a estos restos de inmigrantes irregulares y el delegado del Gobierno decida derivarlos hacia el centro de retención de Hoya Fría, sin traductor ni abogado que los ampare.

Pero no es el caso. A buen seguro traerán sus papeles en regla, aunque arrebujados entre los documentos oficiales lucirán escondidos los signos de tanta dejadez y tanto olvido. Acaso aparezcan envueltos en una apolillada Ley de Patrimonio Histórico, pero aún así ya les han prometido el acomodo ideal, en el interior de una lustrosa urna de cristal, con juego de luces y a la vista de todos.

Y es que tras ese geito con el que inventa los ambientes, este Gobierno continúa acumulando en el depósito de sus museos las piezas de este desordenado puzle. Así fabrica una identidad forzada, una cultura que se deshace entre momias y momios.

EL POSTIGO ISLEÑO SERGIO LOJENDIO