Última
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Un estudio descubre la vigilancia masiva por teléfono móvil con aplicaciones preinstaladas leer
EL POSTIGO ISLEÑO AGUSTÍN ARIAS

Taxis y taxistas


12/dic/02 20:44 PM
Edición impresa

EL GREMIO del taxi es complejo. Al estar ante un "SP" (servicio público) las exigencias del ciudadano se multiplican, sin duda entendiendo que, si paga, también le asiste el derecho a la reclamación. Los profesionales del sector son los primeros en aceptar las críticas cuando éstas dañan la imagen del amplio colectivo.

Mi vinculación al taxi es realmente estrecha y lo digo con tremendo orgullo. Mi padre sacó adelante a su familia gracias a sus casi 40 años al volante, siendo, además, el fundador de la Cooperativa Hogar del Taxista.

Es un mundo que vale la pena respetar, sobre todo en los tiempos que corren, cuando se hace imposible rodar por unas calles plagadas de coches, guaguas y tantos semáforos.

Lamentablemente no es oro todo lo que reluce. Sé que generalizar acarrea injusticias, pero los hay que deterioran la imagen del sector con su falta de civismo y educación. Con sus engaños al usuario. Incluso con un lamentable aspecto personal y un coche necesitado de "agüita". La defensa del taxi y el taxista pasa por la autocrítica y también por impedir el intrusismo. Por cierto, ¿por qué los representantes del colectivo no estudian la posibilidad de ver a los taxistas uniformados?

EL POSTIGO ISLEÑO AGUSTÍN ARIAS