Venezuela

Una delegación política viaja a EE.UU para mejorar la relación con el vecino del Norte

El gobierno del presidente Hugo Chávez condena el terrorismo y apoya plenamente los esfuerzos del Ejecutivo colombiano para la paz, y no tiene "diferencias de principios" con el gigante americano, afirmaron en esta visita, clave para demostrar los esfuerzos democráticos del régimen.

AGENCIAS, Caracas
30/mar/02 22:12 PM
Edición impresa

Entre Venezuela y Estados Unidos "puede haber diferencias como las hay entre todos los países soberanos", dijo el vicepresidente de la Asamblea Nacional, Rafael Simón Jiménez. "Pero nuestros países no son contrarios en términos de principios", agregó el diputado en una conferencia de prensa en la embajada de Venezuela.

Jiménez opinó que el repudio de la administración Bush a los cambios políticos en países latinoamericanos que ocurran con violencia de los procesos constitucionales "ha disuadido a algunos sectores de la oposición venezolana que son impacientes".

"En Venezuela existe plena libertad de expresión, y el debate es abierto y encendido, lo cual demuestra que la política ha vuelto a ser relevante para los venezolanos, después del agotamiento de un sistema que se sepultó a sí mismo", agregó.

El diputado y secretario general del Movimiento al Socialismo, Ismael García, sostuvo que toda "una clase política había traicionado a los venezolanos, olvidándose de los problemas sociales, estructurales y económicos". "No hemos venido a pedir protección ni injerencia de Estados Unidos", añadió Jiménez, "vinimos a despejar ruidos en nuestras relaciones", a las que calificó de "profundas", ya que Venezuela "ha sido un abastecedor seguro de petróleo para el mercado estadounidense".

Reuniones

La delegación venezolana, que integran además los gobernadores Didalco Bolívar y Ramón Martínez, y el diputado Luis Salas, dialogó el martes con el asesor sobre asuntos latinoamericanos en el Consejo de Seguridad Nacional, John Maisto, un ex embajador estadounidense en Caracas.

Además de las conversaciones con los organismos multilaterales con sede en Washington (OEA, BID, BM y FMI) y el Departamento de Energía, la delegación tendrá lo que Jiménez calificó como su gestión más importante, una reunión con el nuevo secretario adjunto de Estado para Asuntos Interamericanos, Otto Reich, otro ex embajador en Venezuela.

Jiménez enfatizó que la salida del presidente Chávez, por la cual claman algunos grupos opositores, "no puede ocurrir por un golpe o un quiebre de las instituciones democráticas, porque las Fuerzas Armadas son leales a la Constitución". Ese es el tema de actualidad en el país andino, la posible involución militar.