Venezuela

Las entidades bancarias abren en horario restringido tras ocho días cerradas

La decisión representa una válvula de escape a la frustración acumulada de los usuarios, que no han podido, hasta ayer, realizar operaciones financieras, ni sacar dinero de los cajeros automáticos.

EFE, Caracas
11/dic/02 20:42 PM
Edición impresa
EFE, Caracas

Los venezolanos acudieron ayer en tropel a retirar dinero de los bancos, abiertos en horario restringido, tras ocho días de huelga general y una gran crispación social que amenaza con desbordarse en cualquier momento.

Las aglomeraciones en las entidades bancarias del país fueron tónica general en la novena jornada de huelga, que sus organizadores pretenden mantener hasta lograr la renuncia de Chávez o elecciones anticipadas en los próximos tres meses.

La Asociación Bancaria de Venezuela (ABV) acordó el lunes por la tarde la apertura de la banca en horario restringido, desde las 09.00 a 13.00.

La decisión representa una válvula de escape a la frustración acumulada de los usuarios, que no han podido, hasta ayer, realizar operaciones financieras, ni sacar dinero de los cajeros automáticos, faltos de fondos desde las primeros fechas del paro.

"He tenido que pedir dinero prestado a la familia para comprar comida, y este mes tampoco he podido pagar los recibos de la casa", comentaba irritado un cliente a un compañero en la cola de más de 50 personas, que había sobre las 10.00 en la entrada de la sucursal de "Banesco", en el Centro Comercial Lido.

La huelga general ha coincidido, además, con el pago de las utilidades (aguinaldos navideños) en las empresas, que muchos empleados no pudieron cobrar a causa de la situación en los bancos.

Falta de liquidez

Los últimos días han estado plagados de informaciones sobre falta de liquidez bancaria, debido a la escasez de combustible en los vehículos de las compañías de transporte de dinero.

Fuentes de entidades bancarias españolas en Venezuela dijeron que estas compañías también temen que sus seguros no cubran las pérdidas en caso de percances originados por la conflictividad política y social.

Según el presidente ejecutivo del Banco del Caribe, José Antonio Elósegui, "no sólo ha sido el transporte de dinero, sino el de los propios clientes, debido al paro, el que ha provocado una gran afluencia y situaciones críticas".

La aglomeraciones hicieron temer que ayer no pudiera cumplirse con la gran demanda de efectivo, uno de los sistemas más habituales de pagos y cobros en Venezuela, junto al del cheque bancario.