Vivir
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Gobierno aprueba la puesta en marcha de la prescripción enfermera leer
SARA FERRERA *

Los profesores de primaria tienen una buena formación


28/feb/02 21:39 PM
Edición impresa

EL DOMINGO 10 de febrero leí en este periódico una reseña de un artículo, titulada: "Los profesores de Primaria tienen carencias, según un experto".

Un miembro de la Academia de Ciencias, Miguel Guzmán, tal vez con una buena preparación profesional, demuestra que tiene un desconocimiento total acerca de la formación del profesorado de Primaria, al decir, en su poco acertado artículo o conferencia: "Los profesores de Primaria carecen de una adecuada formación científica y matemática para enseñar eficazmente estas áreas de conocimiento a sus estudiantes".

Yo me pregunto: si con un bachiller superior y reválida (palabra esta última tan de actualidad), con una carrera de Magisterio (Prácticas incluidas), con gran variedad de asignaturas (Pedagogía, Psicología, Sociología, Lengua, Idiomas, Matemáticas, Física y Química, Literatura, Geografía, Historia, Biología, Música, Educación Física...); la mayoría con oposiciones y, muchos, además de maestros, licenciados, principalmente en Pedagogía y Psicología, no estamos capacitados para enseñar a sumar, restar, multiplicar, dividir, leer y escribir correctamente y poco más (que es lo que, básicamente, exige la LOGSE en Primaria), que nos diga el Sr. Guzmán a qué facultad, a qué universidad, a qué país hay que ir a adquirir la formación adecuada para que podamos transmitir los conocimientos necesarios con los que el alumno acceda a Secundaria.

En su escrito, el Sr. Guzmán raya en el absurdo, al decir, con una rotundidad absoluta, que el maestro de Primaria le teme a las Matemáticas, circunstancia ésta que es muy difícil pueda darse, ni en algún caso aislado.

Tal vez, lo que sí suframos todo el colectivo sea una falta de consideración y respeto, como consecuencia de las opiniones vertidas, sin fundamento, por parte de algunos encumbrados intelectuales.

Nosotros, como maestros, somos conscientes de las insuficiencias y desaciertos que se dan en el actual sistema educativo (muchos derechos y pocos deberes para el alumno, lo que trae consigo una mala disciplina, paso de ciclo con asignaturas suspendidas, falta de profesorado de apoyo para atender aquellos niños con dificultades en su aprendizaje, imposibilidad de repetir curso más de una vez en toda la Primaria, promoción por edad a Secundaria...).

Todo esto, junto con el problema educacional que genera la sociedad actual, ha ocasionado el lamentable fracaso escolar, cuestión que el profesorado, en su experiencia, veía venir desde hace mucho tiempo y lo ha manifestado en distintas ocasiones, habiéndose hecho caso omiso de los indicadores a corto plazo. Sólo se han preocupado por el tema cuando se ha visto los primeros fracasos a final de instituto o principios de universidad.

Es incongruente atribuir a los maestros un mal que está ahí, causado por diferentes factores, conocidos por la mayoría.

¿O es que se está buscando, con cierta premeditación y poca ética, "un culpable" a quien imputar el fracaso escolar?

* Maestra de Primaria

SARA FERRERA *