Vivir

Las tareas del hogar cuestan la mitad de tiempo que hace 30 años

El estudio de una cadena de electrodomésticos sobre 2.200 encuestadas pone de relieve la ayuda que han representado éstos para reducir el tiempo dedicado a las tareas domésticas.

EFE, Barcelona
31/mar/02 22:13 PM
Edición impresa

Las amas de casa españolas invierten actualmente la mitad de tiempo que sus madres en llevar a cabo las tareas domésticas, según el estudio "El ayer y el hoy de los electrodomésticos y las tareas del hogar".

Elaborado por Expert en colaboración con las asociaciones de amas de casa CEACCU y UNAE, el estudio se redactó a partir de una encuesta efectuada entre 2.200 amas de casa de Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla, de entre 30 y 60 años, para conocer su opinión sobre los electrodomésticos del pasado en comparación con los actuales.

Según el estudio, las españolas emplean ahora la mitad de tiempo que hace 30 años en las tareas del hogar, aunque cocinar es una de las actividades que más tiempo les requiere, especialmente en Cataluña, donde emplean diariamente 90 minutos para preparar la comida, por una hora en el resto del país - nuestras madres necesitaban dos horas - .

Así, hace tres décadas se empleaba una hora diaria en hacer la colada y un tiempo similar en lavar la vajilla, mientras que antes se invertían casi dos horas en planchar la ropa - ahora solo 57 minutos - y 41 minutos en barrer - 26 minutos en la actualidad - .

La compra

Asimismo, antes se compraba casi a diario y ahora la compra es una práctica que se deja para un sólo día a la semana.

El frigorífico es el electrodoméstico más necesario de todos los tiempos junto con la lavadora, que es el que más ha evolucionado, añade el estudio.

Según los datos obtenidos, el 66% cita el frigorífico como el primer electrodoméstico que recuerdan haber visto en su hogar, seguido por la lavadora (23%), la cocina (22%) y el televisor (3,3%).

Asimismo, la nevera fue el primer aparato que compró el 54% de las encuestadas, seguido por la lavadora (27,9%), la cocina (19,4%) y el televisor (19,4%), mientras que un 9,3% los compró todos a la vez.

Auge en los 60

Precisamente, durante la década de los 60 se produjo un importante despegue en la compra de electrodomésticos, propiciado por el desarrollo económico del país, una adquisición que decayó en los años 80 al llegar la crisis.

Añade el estudio que el 59% de las encuestadas compra al contado los electrodomésticos, por el 20% que lo hace a plazos, y también destaca como dato su precio, menor ahora que hace 30 años. Así, en 1976 el precio medio de un televisor era de 90 mil pesetas, por las 65 mil que cuesta ahora.

El 81% los adquiere en un pequeño establecimiento y el 18%, en un centro comercial y, pese a los adelantos técnicos, el 27% de las amas de casa opina que los electrodomésticos se estropeaban menos antes.

Asimismo, las amas de casa piden aparatos para realizar tareas en las que siguen invirtiendo el mismo tiempo que hace años, como limpiar los cristales y el horno, quitar el polvo e incluso planchar.

Según el estudio, también son bienes de primera necesidad e imprescindibles el microondas, el lavavajillas o el aspirador.

Si hace tres décadas se valoraba en un electrodoméstico la practicidad y la fiabilidad, ahora se prefieren inteligentes y automáticos, mientras que la estética se tiene poco en cuenta. El estudio pone de manifiesto la existencia de aparatos en las casas como el frigorífico conectado a internet o el robot aspirador, impensables hace tan solo unos pocos años.

Y una consecuencia directa de la reducción del tiempo empleado en los trabajos domésticos es tener más tiempo libre, que ahora se ocupa en leer, escuchar música o ver la televisión (25%), en la familia y amistades (21%), o en viajar y acudir a cines, cafeterías y otros centros de ocio (19%).