Vivir
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Los Llanos de Aridane retira honores y distinciones a Franco y a Blas Pérez leer

González Hermoso analizó en la Real de Medicina el choque entre civilizaciones


EL DÍA, S/C de Tenerife
13/abr/02 22:36 PM
Edición impresa

El vicepresidente y académico de número de la Real Academia de Medicina de Tenerife, Fernando González Hermoso, pronunció una sesión literaria en la sede de la institución, sobre el tema "La aldea global y sus problemas", en la que señaló que las poblaciones de países en vías de desarrollo experimentarán un ascenso frente a la civilización occidental.

González Hermoso comenzó su intervención con la exposición de datos estadísticos sobre la distribución de la población en el mundo, la lengua y las religiones en la actualidad y a continuación se refirió a las perspectivas de evolución para los próximos veinticinco años.

Señaló que "los países industrializados, teóricamente encuadrados en lo que entendemos por civilización occidental, constituyen el 19,7 por ciento de la población actual y serán el 15,4 por ciento el año 2025". Por el contrario, dijo que "los países en vías de desarrollo son el 80,3 por ciento en este año y serán el 84,6 por ciento en el 2025, lo que confirma la teoría del político americano Huttington, autor de El choque de las civilizaciones, que señala un declive en el grado de influencia de la civilización occidental y un ascenso de otras".

González Hermoso analizó los problemas que se están produciendo, como "la inmigración, expresión de una desigualdad más de la pobreza; los nacionalismos, motivados por un afán de poder; el terrorismo, consecuencia de una desesperación personal y colectiva, y la presencia de algunos conflictos armados", aunque opinó que no parecen conducir a un conflicto generalizado.

Derechos humanos

En este sentido, dijo que "la situación parece problemática, aunque controlada y merece la pena ser conscientes de ella, analizarla y poner soluciones a los problemas".

En cuanto a las soluciones, destacó la dificultad de conseguir un acuerdo mundial sobre los derechos humanos, ya que "algunos los consideran un medio de transmitir la cultura y los intereses occidentales a la población mundial en su totalidad, lo que choca con los afanes de otras civilizaciones de transmitir su cultura y valores que creen superiores a la primera".

González Hermoso señaló que "el descenso de creencias religiosas es un hecho en los países europeos y esto hace difícil que se llegue a puntos de encuentro con otras civilizaciones en las que la religión es un nexo fundamental de la sociedad", de ahí que el conferenciante señalara que "los principios morales del confucianismo pueden ser de ayuda para la reestructuración de una sociedad tan materialista e individualista como la nuestra".

Asimismo, se refirió al multiculturalismo, la confusión semántica del término y las dificultades para "llevarlo a cabo en un sentido activo e integrador sin ser uniformista".