Vivir

La provincia tinerfeña acogió en 2000 a más del 70% de los emigrantes retornados

En el decenio 1991 - 2000, casi se ha cuadruplicado el número de isleños que desandaron el camino y regresaron al Archipiélago, pasando de 847 a 3.282 personas. De ellos, los denominados en la estadística "americanos del centro", fundamentalmente venezolanos, representan el 82%.

20/abr/02 22:50 PM
Edición impresa
SENDEROS

Unos flujos diferenciados

En ambas provincias, el peso de los retornados lo representan los "americanos del centro" (fundamentalmente venezolanos), pero Santa Cruz de Tenerife alcanza niveles muy superiores a los de Las Palmas.

Retornados S/C de Tenerife 2000

Unión Europea216

Resto de Europa30

África5

América Norte40

América Centro2.070

Asia15

Oceanía4

Total2.380

Retornados Las Palmas 2000

Unión Europea150

Resto de Europa30

África25

América Norte38

América Centro645

Asia11

Oceanía3

Total902

Fuente: Ministerio de Trabajo

EL DÍA, S/C de Tenerife

Canarias ha sido tradicionalmente tierra de emigrantes, pero a medida que las condiciones económico - sociales del Archipiélago han ido generando y apuntalando una sociedad próspera, esta dinámica secular se ha invertido.

Las Islas ya no "expulsan" a sus hijos, sino que, por contra, los acogen, ejerciendo sobre ellos un "efecto llamada" que se ve reforzado por una legislación que les reconoce la nacionalidad.

El progresivo regreso de esos canarios que se encuentran en el exterior puede ser considerado un fenómeno relativamente reciente, que en algunos casos tiene que ver con la inestabilidad que viven los países de destino frente a las expectativas de futuro que ofrecen las Islas.

Este comportamiento, que se ha acentuado a lo largo de la última década del pasado siglo, asoma de forma creciente en esta incipiente centuria. Tal es así, que de los 847 canarios que retornaron al Archipiélago en 1991, según los datos recogidos en la estadística de Emigración Asistida que elabora el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, las cifras de 2000 arrojan un flujo de vuelta de nada menos que 3.282 personas.

Esto quiere decir que en el breve plazo de diez años, casi se ha cuadruplicado el número de isleños que desandaron el camino que un día los llevó a un país extranjero, volviendo a sus orígenes.

Pero es que, además, la provincia tinerfeña acogió a más del 70 por ciento de esos tres millares de emigrantes retornados, y entre éstos se define claramente un grupo al que la estadística denomina "americanos del centro", fundamentalmente venezolanos, que representan nada menos que el 82 por ciento de ese total. ¿Una nueva oleada?