Vivir

Soria propone un nuevo modelo de atención al menor

El presidente del Partido Popular de Canarias afirmó ayer que la calidad de una sociedad también se mide por la manera de tratar a los menores y destacó que el actual sistema "ha llevado a un estruendoso fracaso".

EFE, Las Palmas
6/dic/02 20:31 PM
Edición impresa

El presidente del PP de Canarias, José Manuel Soria, expuso ayer las líneas de un nuevo modelo para la atención al menor, contenido en su programa electoral, que insta al Gobierno canario a que asuma hasta las elecciones, para evitar casos como los del Centro de La Montañeta.

José Manuel Soria reiteró que no pedirá el cese del consejero Marcial Morales porque cada vez que se "pide una dimisión de un responsable político lo que se hace es confirmarlo en su puesto", por lo que esperó que la reprobación a su gestión se produzca el próximo 25 de mayo, día de los comicios autonómicos.

En cuanto a la responsabilidad del Cabildo grancanario por los hechos ocurridos en el centro, dijo que de ser el presidente de la institución insular no hubiera tenido necesidad de "hacer dimitir" al consejero Mario Hernández Sanginés porque éste no hubiera sido consejero de su gobierno.

Soria quiso pasar de la crítica "contundente" a la actual gestión a la propuesta del nuevo modelo que pondría en marcha "si fuera presidente" de la Comunidad Autónoma porque la "calidad de una sociedad también se mide por cómo se trata al menor" y el actual sistema "ha llevado a un estruendoso fracaso".

El también alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, incidió en que el 30 por ciento de los niños canarios no llega a la enseñanza secundaria y en que el fracaso escolar en las Islas tiene los mayores índices de España y Europa.

Mayor coordinación

Entre las claves de su propuesta destacó la coordinación entre administraciones porque "si algo se ha puesto de manifiesto es que el Cabildo le ha echado la pelota al Gobierno y al revés, mientras algunos menores han sido objeto de violaciones deleznables", dijo.

Esta coordinación sería el eje de la redistribución de menores en todas las Islas, apostilló.

También destacó que el internamiento de los menores en centros sería la última opción, pero cuando se llega a ese extremo consideró necesario garantizar las condiciones y la seguridad de la estancia de estos niños.

Soria dijo no tener "ninguna duda" de que si el centro de La Montañeta hubiera contado con una vigilancia adecuada no se hubieran producido las torturas y violaciones que se han conocido en los últimos días.

Además, propuso potenciar la prevención de los malos tratos, erradicar la explotación infantil y la mendicidad, potenciar los acogimientos familiares, proteger a los menores en situación de riesgo, prevenir el fracaso escolar y asesorar a los padres.

También señaló que su crítica a los responsables del Cabildo y el Gobierno es "clara y contundente" y que las "violaciones deben avergonzar a todos como sociedad", por lo que justificó la propuesta de esta alternativa que aseguró que el PP pondrá en marcha a partir de mayo, aunque de momento le "gustaría que el Gobierno la hiciera suya".