Vivir

PP y PSC acusan a Marcial Morales de "dejación" en la política de menores

Los diputados Fernando Toribio y Teresa Morales solicitaron ayer en el Parlamento regional que Asuntos Sociales ejerza las funciones de inspección y control en los centros de menores, mientras que el titular de esta consejería se escudó en "la llegada masiva de inmigrantes".

EL DÍA/EFE, Santa Cruz
9/ene/03 21:42 PM
Edición impresa

Los grupos Popular y Socialista criticaron ayer la política del menor llevada a cabo por la Consejería de Empleo y Asuntos Sociales del Gobierno de Canarias, a cuyo titular acusaron de "hacer dejación" de sus competencias, y afirmaron que lo que ha ocurrido en el centro de menores inmigrantes de la Montañeta es "la guinda del pastel" de lo que ocurre en otros centros.

Fernando Toribio, del Grupo Popular, y Teresa Morales, del Socialista, pidieron que la Consejería ejerza sus funciones de inspección y control en los centros de menores mientras que el titular de Empleo y Asuntos Sociales, Marcial Morales, estimó que los sucesos ocurridos en La Montañeta no son fruto de la casualidad ni son un hecho aislado.

Morales argumentó que son consecuencia de la llegada masiva de menores inmigrantes, subrayó que sólo uno de cada diez son repatriados e instó a la Delegación del Gobierno en Canarias a que agilice los trámites, especialmente de los jóvenes que han pedido la reunificación familiar.

Esta situación, dijo Morales, ha creado para los cabildos insulares, que son los competentes en la protección de estos jóvenes, una situación insostenible y una saturación en los servicios que prestan.

Indicó que desde la Consejería se ha conseguido, entre otras medidas, la distribución por islas, salvo en La Gomera, de estos jóvenes, que cifró en un total de 196.

Marcial Morales agregó que la Dirección General del Menor y la Familia actuó con celeridad y firmeza tras tener conocimiento de los sucesos de La Montañeta y defendió el trabajo que desempeñan los servicios de inspección y control de centros que realiza su departamento.

"No hay derecho"

El consejero señaló que previamente a estas denuncias no se habían presentado ninguna de forma concreta sino generales sobre situaciones deficitarias.

Insistió en que si no hay una actuación por parte del Estado será inviable cualquier política de incremento de plazas y de centros y subrayó que "no hay derecho" a que la sociedad canaria asuma el sobrecoste de un problema que es de Estado.

Reiteró que la inexistencia de repatriaciones, la política de inmigración del Estado con Canarias y el incumplimiento del compromiso de distribución solidaria entre islas ha colocado a algunas en una situación cercana a la emergencia social.

El diputado del Grupo Popular Fernando Toribio acusó al Gobierno de Canarias y, en concreto a Marcial Morales, de hacer dejación de sus competencias y de permitir con ello "situaciones traumáticas de dolor".

Teresa Morales, del Grupo Socialista, indicó que ni al PP ni a CC les importa "nada" lo que ocurre con los menores en Canarias y responsabilizó al Cabildo de Gran Canaria y al Gobierno regional de lo ocurrido en el centro de La Montañeta.

El diputado del PP se refirió a la "indignación, vergüenza e impotencia" que le provocan los sucesos acaecidos en La Montañeta y dijo que en este asunto el Gobierno canario "no ha estado a la altura de las circunstancias".

José Mendoza, de Coalición Canaria, pidió serenidad y cordura ante un fenómeno que se desborda, calificó de avalancha la llegada de menores inmigrantes a las Islas reprobó la actitud del portavoz del PP, que es incapaz, dijo, de exigir responsabilidades en el Gobierno central.