Vivir

Nuevas terapias reducen hasta un 75% la mortalidad por sida en homosexuales

Una novedosa investigación, coordinada por el área de Salud Pública de la Universidad Miguel Hernández de Elche, constata que el riesgo de muerte en España entre los enfermos de sida se ha conseguido reducir un 75% entre los homosexuales y un 43% en los usuarios de drogas.

EFE, Alicante
6/abr/03 3:17 AM
Edición impresa
EFE, Alicante

La aplicación de los tratamientos más avanzados contra el virus que causa el sida, el VIH, han conseguido que el riesgo de muerte en España disminuya el 75 por ciento entre los homosexuales y el 43 por ciento entre las personas que se infectaron por el consumo de drogas desde 1998 a 2001.

Esta es la principal conclusión de una novedosa investigación que ha sido coordinada por el área de Salud Pública de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche en colaboración con los Centros de Información y Prevención del Sida (CIPS) de Alicante; el Instituto de Salud Carlos III de Madrid y el centro sanitario Sandoval, también con sede en la capital de España.

También participan el Instituto Municipal de la Salud de Barcelona, el Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona, la Escuela de Estudios de Salud de Valencia y la Red Penitenciaria de Barcelona.

Una cuarentena de científicos de estos equipos, constituidos como Grupo Español Multicéntrico para el Estudio de Seroconversores han estudiado a 1.091 pacientes con VIH desde el año 1982 y han constatado por primera vez en España la efectividad poblacional de las terapias antivirales de gran actividad.

El estudio refleja que a partir de 1998 se experimenta una mejoría "muy importante" en la supervivencia de los infectados por VIH con respecto a los datos de 1996, y que la causa es atribuible a la combinación de estos nuevos tratamientos de distintos laboratorios farmacéuticos, que son suministrados gratuitamente dentro del sistema público de salud.

Con mejor pronóstico

Una de las responsables del trabajo, Julia del Amo, de la Miguel Hernández alicantina, explicó que entre los homosexuales aumenta la efectividad de los tratamientos debido al mejor nivel socioeconómico, que repercute en caiga el riesgo de muerte en un 75 por ciento.

Mientras tanto, en otra de las poblaciones de riesgo, como es el caso de los usuarios de drogas, éste índice disminuye hasta el 43 por ciento por asociarse otras causas de muerte derivadas de la adicción, como es la hepatitis, los accidentes, las sobredosis o los fallecimientos por violencia.

Además, las mujeres drogadictas con anticuerpos de VIH estudiadas tienen un riesgo de muerte un 45 por ciento inferior a la de los hombres, al tiempo que, por regla general, el paciente con un mayor nivel de estudios recibe un mejor pronóstico.

Julia del Amo indicó que, de los 1.091 pacientes, 174 eran hombres que adquirieron el VIH a partir de prácticas sexuales con otros hombres (16% del total), mientras que el 76 por ciento se infectó por las drogas y el 8 restante era heterosexual y se contagió por otras causas.