Vivir

Matos pide al PSOE que no use la demagogia en la inmigración

El portavoz del PP recordó que el Gobierno ha impulsado el despliegue del Sistema Integral de Vigilancia Exterior en el litoral oriental de las Islas, "que permitirá vigilar plenamente el movimiento de las pateras procedentes de África en apenas año y medio y tendrá un efecto disuasorio para las mafias".
EFE, S/C de Tenerife
10/sep/03 19:50 PM
Edición impresa

El portavoz del Grupo parlamentario Popular, Pablo Matos, preguntó ayer cuándo dejará el PSC-PSOE "la demagogia y actuará con responsabilidad" en materia de inmigración.

Matos criticó que el PSC "afronte permanentemente" la inmigración irregular "como un arma arrojadiza en la política canaria, a sabiendas de que éste es un problema de todos y que sólo es posible atajarlo a corto plazo mediante la cooperación de todas las administraciones públicas".

Acusa a los socialistas de emplear un doble lenguaje en cuanto a la inmigración, porque "hablan y hablan de no instrumentalizar el problema y no dejan de hacerlo un día sí y otro también".

Recordó que el Gobierno español ha impulsado el despliegue del Sistema Integral de Vigilancia Exterior (SIVE) en el litoral oriental de las islas, "que permitirá vigilar plenamente el movimiento de pateras procedentes de África en apenas año y medio".

Según Pablo Matos, gracias a este sistema, "que tendrá un efecto disuasorio muy importante para las mafias de la inmigración, resultará mucho más eficaz controlar los flujos ilegales pero también evitar en gran medida la pérdida de vidas humanas".

Por otra parte, el secretario de Estado de Inmigración y Extranjería, Ignacio González, indicó ayer que "queremos que el visado sea indispensable para encontrar trabajo" en España.

González agregó que el PP se plantea "introducir en la Ley de Extranjería que para llegar al país sea necesario el visado".

"Con los ilegales hay que aplicar con rigurosidad la ley. Las personas que acceden así al territorio español han de saber que el reglamento prevé su repatriación", según González. Indicó que con la nueva reforma de la ley "queremos facilitar que los inmigrantes lleguen a trabajar legalmente, y que puedan vivir con nosotros en las mismas condiciones de cualquier otro trabajador español".

Ceuta

La Delegación del Gobierno en Ceuta expulsó ayer de la ciudad a diez inmigrantes argelinos, que fueron trasladados a Málaga en una operación especial para descongestionar el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes y permitir el acceso de los más de 400 indocumentados que viven en el monte. Los diez argelinos fueron enviados al centro de Málaga como paso previo a la expulsión a su país de origen. Esta salida es continuación de la medida iniciada ayer con la marcha de la ciudad de otros 24 subsaharianos.

Examen "in situ"

La enviada especial de la ONU sobre los derechos de los inmigrantes, Gabriela Rodríguez Pizarro, comenzará la próxima semana una visita a España invitada por el Gobierno. Rodríguez Pizarro recorrerá varias ciudades para examinar la situación de la población inmigrante durante su estancia, que se prolongará hasta el 26 de septiembre. Fuentes de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU precisaron que su intención es viajar a Madrid, Barcelona, Cádiz, Algeciras, Tarifa, Ceuta, Melilla, Las Palmas y Fuerteventura. Durante su gira, Rodríguez Pizarro desea visitar centros de acogida y centros de internamiento de inmigrantes y conversar con los ellos para conocer sus problemas. En Madrid tiene previsto reunirse con altos funcionarios encargados de las migraciones, además de con el Defensor del Pueblo, con dirigentes de ONG y del sector académico. Rodríguez espera entrevistarse también con subdelegados del Gobierno en varias localidades, con miembros de la fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y con otras autoridades relevantes. La relatora deberá presentar un informe sobre la situación en España ante la próxima reunión de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU.