Vivir
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Fuerzas kurdas anuncian el fin del "califato" del Estado Islámico en Siria leer
ALBANIA

Mil escolares faltarán a clase por temor a la venganza


EFE, Tirana
17/sep/03 20:03 PM
Edición impresa

EFE, Tirana

Alrededor de un millar de los 750.000 escolares albaneses no reanudarán sus clases por temor a la "vendetta" (venganza), una costumbre derivada de un código medieval que obliga a miles de familias a vivir encerradas en sus casas.

El activista de los derechos humanos Emin Spahia dijo que los niños son miembros de las entre 1.500 y 2.000 familias que no salen a la calle para salvarse de un posible asesinato.

Tradición

La "gjakmarrja" (venganza de sangre) es el componente más destacado del código medieval de "Leke Dukagjini" que regía la vida social de los montañeses del norte de Albania.

Según esa tradición arcaica, los familiares de una persona asesinada tienen que matar a uno de los miembros de la familia del asesino, cuya acción a su vez podría deberse a una venganza.

La "gjakmarrja" no es un mero asesinato, sino que provoca crímenes y víctimas en serie y en su nombre mueren gentes inocentes, explicó Emin, que preside la Liga de Misioneros de la Paz, organización que tiene su sede en la ciudad norteña de Shkodra y que trata de reconciliar a las familias enfrentadas por la aplicación del código.

Tras la caída del régimen comunista en 1990, la "vendetta" se ha reactivado, especialmente en las zonas pobres del norte donde el control del Estado es débil.

"Mis hijos no crecen como los demás, no se atreven a pasar el umbral de la casa porque podrían ser matados por los Curraj", dice Ismet Rushi, que se desplazó del norte y se pasa la vida fumando en un rincón de su casita del barrio periférico capitalino de Bathore.

ALBANIA