Vivir
UNICEF

El terremoto de Irán podría dejar más de 7.000 huérfanos


EFE, Ginebra
7/ene/04 1:13 AM
Edición impresa

El número de huérfanos a consecuencia del terremoto que asoló la bimilenaria ciudad iraní de Bam se eleva a 6.800, explicaron ayer en Ginebra fuentes de UNICEF.

Un total de 1.800 menores han perdido a ambos padres, mientras que 5.000 se han quedado sin al menos uno de los dos progenitores, precisó un portavoz del Fondo de las Naciones para la Infancia.

Por otro lado, se calcula en doce mil el número de niños en edad escolar víctimas mortales del seísmo, señaló el portavoz.

Según éste, el mayor problema a corto y medio plazo es la falta de personal tanto sanitario como docente debido a que muchos de los que no perecieron, han abandonado el lugar.

Un factor positivo, según UNICEF, es que no se han registrado epidemias gracias entre otras cosas a una masiva campaña de vacunación contra el sarampión llevado a cabo el año pasado en todo el país.

Por otro lado, el Programa Mundial de Alimentos anunció que tendrá que lanzar un llamamiento a favor de la recaudación de fondos para responder a las necesidades.

Esa agencia de la ONU calcula que tendrá que acudir en ayuda de alrededor de cien mil personas durante un periodo que oscilará entre tres y seis meses.

El PAM enviará próximamente 144 toneladas de galletas de alto contenido energético para cubrir durante dos semanas las necesidades más urgentes de 120.000 personas en la región de Bam y sus alrededores. La mayor parte de esos alimentos llegarán vía Bandar-Abbas, puerto donde por casualidad se encontraba un barco con carga destinada a Afganistán.

Se trata de un donativo del Gobierno indio previsto para los proyectos de alimentación escolar del PAM en Afganistán: Nueva Delhi ha dado su aprobación para que parte de esas galletas se distribuyan urgentemente entre las víctimas iraníes del terremoto.

El PAM ha puesto también a disposición de la Media Luna Roja harina de trigo, arroz, aceite vegetal, legumbres y azúcar almacenados previamente en Irán.

Por otro lado, en Afganistán, esa agencia ha enviado alimentos para responder a las necesidades de las familias de ese país que han regresado tras terrible terremoto en el vecino Irán.

Medio millar de familias han regresado a Farah mientras que doscientas lo han hecho a Herat, informaron ayer fuentes del PAM.

UNICEF