Canarias

Radiografía del gasto en concertada

Las áreas de Salud de la Consejería de Sanidad derivaron más de 65 millones a intervenciones y pruebas en centros privados en 2015 Tenerife fue la isla que más pagó por operaciones en la concertada, 26,4 millones.
L.C., S/C de Tenerife
26/sep/16 6:02 AM
Edición impresa
Radiografía del gasto en concertada

Las siete áreas de Salud de la Consejería de Sanidad derivaron más de 65 millones de euros a intervenciones y pruebas diagnósticas realizadas en centros concertados durante el año 2015.

La mayor cuantía se gastó en intervenciones quirúrgicas, más de 50 millones de euros, mientras que la parte restante (algo más de 15 millones de euros) fue a parar a pruebas diagnósticas realizadas en centros privados concertados, según datos facilitados por las siete áreas de salud de Canarias a través de la Ley de Transparencia.

Por islas, la que más gastó en sanidad concertada fue Tenerife: casi 34 millones de euros, 26,4 millones en intervenciones quirúrgicas y 7,4 en pruebas diagnósticas.

La sigue Gran Canaria, con 23 millones en operaciones y 4,2 en pruebas. Lanzarote, en tercera posición, desvió 4,2 millones a pruebas y no facilitó los datos de las intervenciones quirúrgicas.

La Palma gastó casi 850.000 euros en pruebas y alrededor de 155.000 en intervenciones quirúrgicas en la sanidad concertada.

A la cola están las islas menos pobladas. En el área de salud de La Gomera se dedicaron casi 376.000 euros a intervenciones quirúrgicas que no se realizaron en recursos públicos y alrededor de 122.000 a pruebas diagnósticas. El Hierro destinó una cifra cercana a los 239.500 euros a operaciones y casi 62.000 a diferentes pruebas.

El presidente del Colegio Oficial de Médicos de Santa Cruz de Tenerife, Rodrigo Martín, considera que el motivo de la diferencia millonaria entre la isla de Tenerife y Gran Canaria en gastos en la concertada estriba en que "Tenerife tiene menos instalaciones hospitalarias públicas y menos profesionales sanitarios".

Para Martín está claro que los seis millones de más que gasta Tenerife respecto a Gran Canaria se derivan de que esta última tiene "más médicos, más enfermeros y más instalaciones funcionando" que aquella. "Si los políticos lo hicieron adrede o no, no lo sé", añadió, en referencia al supuesto trato de favor a determinados empresarios hospitalarios de la isla de Tenerife.

Sobre las intervenciones quirúrgicas realizadas en los centros sanitarios privados concertados, Martín afirmó que las operaciones "de baja o media dificultad, como las cataratas" son "más baratas" en la privada concertada que en la pública. "La Ley obliga a los hospitales públicos a tener cuatro enfermeros por planta, pero los privados tienen uno por cada dos plantas", dijo, para añadir que ahí precisamente es donde está el ahorro.

Juan Manuel Bethencourt, portavoz de la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública en Canarias, no está de acuerdo con que la concertada sea más barata. Dice que los gerentes de los hospitales privados hacen "selección de riesgos", por lo que "si un paciente es complicado, lo devuelven".

Los datos facilitados a través de la Ley de Transparencia, no obstante, son solo la punta del iceberg. El propio consejero de Sanidad, Jesús Morera, en una Comisión parlamentaria en abril, dijo que el gasto estimado en sanidad concertada al año se estimaba entre 205 y 210 millones de euros, de los que esos más de 65 millones (un 31%) corresponderían a intervenciones quirúrgicas y pruebas diagnósticas concertadas en 2015.

El consejero explicó después a EL DÍA que se concierta mucho más que pruebas diagnósticas con los centros concertados: diálisis, rehabilitación, oxigenoterapia... Y que no solo pueden concertar las áreas de salud (que fueron las que facilitaron los datos), sino que también los hospitales lo hacen.

"La actividad concertada es mucho más que pruebas diagnósticas e intervenciones quirúrgicas. Incluye cirugías concertadas, prótesis para cirugía, hospitalización y otra amplia gama de contratos en los que se encuentra los servicios de diálisis y de medicina nuclear que se gestionan desde los hospitales del SCS, pero que también son concertación. Todo esto está recogido en el presupuesto, en el artículo 25, que se refiere a la concertación con medios ajenos", concretan fuentes de Sanidad.

Así, esos 65 millones de euros se refieren solo a las pruebas e intervenciones asumidas por las áreas de salud (con la excepción de las cirugías de Lanzarote, que no fueron facilitadas en tiempo y forma por un error burocrático).

En el área de salud de Tenerife, el centro hospitalario concertado que más dinero recibió en intervenciones concertadas fue el Hospital Quirón, que realizó 6.474 operaciones y 6,8 millones de euros.

El Hospital San Juan de Dios se situó en segundo lugar en facturación, con 5.051 procesos y 6 millones. Hospiten Las Américas, en tercer lugar, concertó 4.885 cirugías, por las que ingresó 5,5 millones de euros. Del mismo grupo. Hospiten Bellevue realizó 5.012 intervenciones y facturó 5,3 millones por ellas. Por último, Hospiten Rambla realizó 323 operaciones, por 2,6 millones de euros.

El hospital que encabeza el ranquin de dinero facturado en intervenciones cuando se suman las concertaciones también de las islas de la provincia occidental es Quirón, con 6,9 millones de euros. Los tres hospitales del grupo Hospiten en la isla de Tenerife ingresan 13,5 millones solo en concertación de operaciones.

"El gran agujero de la Sanidad concertada está en Tenerife", asegura Juan Manuel Bethencourt, que apunta a que es la isla "donde más peso han tenido los centros concertados". Por este motivo, la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública en Canarias, junto con otros colectivos, presentaron hace años en el Parlamento una Iniciativa Legislativa Popular para que "con carácter urgente, se estudie el carácter de los conciertos en Canarias".

Bethencourt recuerda que algunos de los conciertos son preconstitucionales y que, si bien ellos saben que hay una parte que hay concertar, no entienden por qué no se apuesta por optimizar lo público. "Primero hay que buscar que la pública rinda al máximo", afirma, en referencia a realizar pruebas diagnósticas los fines de semana o hacer intervenciones quirúrgicas también por la tarde.

Por otro lado, él considera que "no hay transparencia" en las cuentas relativas a la concertación con centros privados. Argumenta que no les han facilitado los datos detallados, aunque los han pedido, y que desconocen si "un gerente puede derivar a un hospital con el que no tiene concierto".

"Lo que dedica la sanidad canaria a centros concertados es un 10,5% de su presupuesto, en teoría. Somos los terceros en concertación, más o menos igual que Madrid, que gasta el 10,6% del presupuesto", detalla. Unas cifras millonarias que no dejan de sorprender.