Cultura y Espectáculos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Borrell niega en EEUU que Trump le propusiera construir un muro en el Sáhara leer

TEA homenajea a Carlos Chevilly con motivo de su centenario

Medio centenar de obras del artista tinerfeño integran la muestra que se inaugura hoy en el centro de arte capitalino, además de una treintena de piezas de otros artistas coetáneos.
El Día, S/C de Tenerife
7/jun/18 6:16 AM
Edición impresa
TEA homenajea a Carlos Chevilly con motivo de su centenario

TEA Tenerife Espacio de las Artes de Santa Cruz acoge desde hoy la exposición "Enigmas exactos: Carlos Chevilly y la naturaleza muerta moderna", que reúne un gran número de obras inéditas de uno de los pintores canarios más celebrados al que se le rinde homenaje con motivo del centenario de su nacimiento.

Comisariada por Isidro Hernández, esta muestra se convierte en la mayor exposición dedicada hasta la fecha a Carlos Chevilly de los Ríos (Santa Cruz de Tenerife 1918-1978), un pintor que ha merecido el beneficio de la admiración y el respeto de varias generaciones de artistas e intelectuales canarios.

El director insular de Cultura y Educación, José Luis Rivero; el hijo del artista, Bernardo Chevilly; y el comisario de la muestra y conservador de la Colección de TEA, Isidro Hernández; fueron los encargados de dar a conocer los detalles de esta muestra sobre el máximo exponente del realismo mágico en Canarias.

Rivero detalló que detrás de esta exposición hay mucho trabajo de investigación y de recopilación de obras. Y es que más de medio centenar obras realizadas por Carlos Chevilly entre los años 1936 y 1977 conforman esta nueva muestra de TEA que no pretende ser una antológica del artista, pues solo aspira a detenerse en el momento en el que su pintura se detiene en el estudio y perfeccionamiento de la naturaleza muerta y del retrato.

La exposición está complementada con una treintena de obras de otros autores (maestros y coetáneos de Chevilly) como Eduardo Westerdahl, María Girona, Ángel López Obrero, Mariano de Cossío, Margaret Watkins, Juan Ismael, Teodoro Ríos, Enrique Lite, Pedro de Guezala, Harry Beuster, Cristóbal Hall, Pancho Cossío, Joaquín Peinado, Paul Outerbridge, Otho Lloyd, Esko Mannikö, Benjamín Palencia y Maud Westerdahl.

Isidro Hernández destacó el carácter innovador de la pintura de Chevilly, que prolonga las corrientes de la neofiguración y del denominado realismo mágico de la pintura europea de entreguerras en la difícil década de los años cuarenta y cincuenta.

El hijo del artista, Bernardo Chevilly recordó la figura de su padre, un hombre "tímido y silencioso", quien durante su vida mantuvo amistad con algunas de las personalidades más señeras del arte y de la cultura de las Islas. Asimismo se mostró agradecido con el resultado de la exposición, "que era una deuda que tenía con mi padre", pues recuerda que la última muestra que se realizó sobre su padre fue hace 30 años.