Cultura y Espectáculos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Borrell niega en EEUU que Trump le propusiera construir un muro en el Sáhara leer

Cine canario sin complejos

Benjamín Reyes
8/jun/18 6:25 AM
Edición impresa
Cine canario sin complejos

E scribir una crítica coherente sobre "Apocalypse Voodoo", que tras su paso por el Festival de Cine de Las Palmas de Gran Canaria se ha visto recientemente en el Festivalito de La Palma, carece de sentido ya que el debut en la dirección del largometraje de Vasni J. Ramos busca emular el denominado "video nasty" de los 70 y los 80, un subgénero que se caracterizaba por sus argumentos carentes de todo sentido común.

El único objetivo de esta cinta, cuyo guion se escribió a seis manos en un bar, es hacer reír al espectador, que lo hará si este decide entrar en su juego de homenajes, parodias y mucho amor al cine cutre, en el que tienen cabida las artes marciales, las "buddy movies" setenteras o el cine de zombis, a ritmo de funk.

Las actuaciones intencionadamente exageradas, su estética granulada, el empleo de un inglés "made in Canarias" o el uso deliberadamente chapucero de los efectos digitales configuran un "totum revolutum" que solo puede promover a la risa, único objetivo del equipo de "Apocalypse Voodoo".

Vasni J. Ramos es uno de los directores canarios que ha decidido apostar por el cine de género (tiene tras de sí un puñado de cortometrajes que lo demuestran) en unas islas donde abunda más el cine de autor, más que nada por la carestía de medios de los que se suele disponer para rodar cine. "ApocalypseVoodoo" refleja que el cine hecho por canarios también tiene vocación comercial y tiene previsto estrenarse este año en todas las islas tras el reciente pase institucional en el Cine Víctor de la capital tinerfeña.

"Apocalypse Voodoo" es una "canaria accion movie", que sigue la estela de "Proyect 12. The Bunker", de Jaime Falero (aunque con mucho menos presupuesto), ya que incluye escenas de acción y persecuciones de coches. Lo mejor que podemos decir de "Apocalypse Voodoo" es que es cine canario sin complejos. No hay que olvidar que existe un sustrato de grandes profesionales en las islas, de hecho, algunos de los componentes del equipo de esta película estuvieron en la superproducción de Hollywood "Bourne".

Lo peor es que al contar con un ínfimo presupuesto, que alacanzó la cifra de 40.000 euros, se tenga que contentar con hacer homenaje/parodia del cine de acción, ejemplificando que el cine canario está a años luz no solo del cine de Hollywood, sino de los presupuestos que manejan cineastas españoles como Alejandro Amenábar, Julio Medem o Alberto Rodríguez.

(15 de junio)

La próxima semana llega a la cartelera española "No dormirás", una cinta de terror uruguaya ambientada en un hospital psiquiátrico abandonado, en la que un grupo de teatro vanguardista experimenta con el insomnio para la preparación del montaje de una obra creada veinte años atrás por un grupo de pacientes. Obtuvo los galardones al mejor montaje y a la mejor fotografía en el último Festival de Málaga. Por su parte, "Colmillo blanco" es una adaptación en formato animado de la novela homónima de Jack London.

La apuesta cinéfila de la semana es "En tránsito", de Christian Petzold, cuya trama gravita en torno a un hombre que se marcha a Francia tras la invasión nazi y adopta la identidad de un escritor muerto del que tiene los papeles. Formó parte de la sección oficial de Berlín y de Las Palmas. Los que prefieran el género documental pueden ir a ver "Las maravillas del mar", narrada y producida por Arnold Schwarzenegger, recoge el trabajo de la familia Cousteau, que ofrece imágenes de la vida en los océanos. Ya saben, cada película tiene su espectador.