Deportes
VÍDEO:
foto del aviso
La Virgen de Candelaria ya es Presidenta Honoraria y Perpetua del Cabildo de Tenerife leer

Ganar por más goles que Portugal daría el primer puesto a España

Los de Fernando Hierro también lograrían el liderato si el combinado luso tropieza ante Irán Un empate asegura el pase a octavos de final.
Efe, Kalin ingrado (Rusia)
25/jun/18 6:34 AM
Edición impresa
 

Un empate ante Marruecos daría a España el pase a octavos de final de la Copa del Mundo de Rusia 2018 sin necesidad de mirar al otro marcador del día. El enfrentamiento entre Irán (3 puntos) y Portugal (4) garantizaría en ese caso el liderato al ganador de su choque, pero el otro no superaría a los de Fernando Hierro. Tampoco si se produce una igualada.

Pero el combinado nacional tiene en la cabeza cerrar esta primera fase como primer clasificado del grupo B lo que, en teoría, evitaría que se cruzara con algunas de las favoritas. Para ello, necesita ganar por una diferencia mayor de goles que la que consigan los lusos si estos también obtienen el triunfo ante Irán. En caso de darse el mismo resultado, la primera plaza se dirimiría por el Juego Limpio (menor número de amonestaciones). Le valdría también a España que el equipo que dirige Carlos Queiroz "rascara" al menos un empate. Otra posibilidad, aunque más complicada, pasa por un empate español ante Marruecos marcando más goles que Portugal en otro hipotético empate ante la selección iraní. Se definiría el liderato por el mayor número de goles marcados. Pero no es menos cierto que las tablas dejarían sin ese privilegio a España en caso de que fuera Irán el país vencedor del otro duelo del grupo, puesto que la adelantaría en puntos (6-4).

En el peor de los casos, la derrota ante el combinado marroquí, España solo se queda fuera de los octavos de final si Irán gana a Portugal por menos goles de los que pierdan los de Hierro contra Marruecos o si los lusos anotan más tantos o ven menos tarjetas. Esta forma de desempatar sería necesaria también en caso de derrota y empate en el otro encuentro.

Las cábalas, en cualquier caso, deben quedar en un segundo plano si se impone la lógica en un enfrentamiento en el que los marroquíes juegan ya eliminados y con el único objetivo de no marcharse de Rusia de vacío. La unificación horaria hará que sea imposible especular. Eso sí, España y Portugal (o Irán) ya sabrán quiénes son sus posibles rivales en octavos. Y es que el Uruguay-Rusia que lo determinará se habrá acabado dos horas antes del inicio de los encuentros de este grupo B.