Canarias
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Bruselas llega a un acuerdo con Italia sobre su plan presupuestario leer

El CEC pide a Educación garantizar tres comidas a todo el alumnado

El Consejo Escolar valora la labor social que hace la Consejería, pero pide acuerdos entre todas las administraciones para facilitar el desayuno y la cena a los menores que lo necesiten.
El Día, S/C de Tenerife
11/ago/18 6:21 AM
Edición impresa
El CEC pide a Educación garantizar tres comidas a todo el alumnado

El Consejo Escolar de Canarias (CEC) propone ampliar la "labor social" de los comedores escolares y que a partir de este servicio se garantice que todos los alumnos en situación de vulnerabilidad reciben tres comidas diarias, con independencia del centro en el que estén matriculados y de la etapa educativa que cursen. Para ello, el órgano pide la Consejería de Educación que estudie "fórmulas para facilitar tanto el desayuno como una bolsa de comida para la cena".

Esta demanda está recogida en el "Informe sobre la planificación del curso escolar" realizado por la comunidad educativa. El Consejo valora "la magnífica labor social que se ha venido desempeñando desde los comedores, atendiendo a aquellos alumnos y alumnas que no pueden realizar las comidas necesarias", pero pide dar un paso más.

El órgano recuerda que esta circunstancia no solo afecta al alumnado de Infantil y Primaria, sino también a los de Secundaria, Bachillerato y FP, "que en su mayoría están en centros donde no existen comedores y, por tanto, habría que ver la manera de ayudarles".

El Consejo entiende que el trabajo no puede realizarlo en solitario la Consejería de Educación, que ya ha asumido una gran responsabilidad en el área social, y pide que se establezcan vías de colaboración con otras consejerías y administraciones con competencias en los servicios sociales para ampliar el campo de acción.

Por último, el reitera su propuesta de que la Consejería que dirige Soledad Monzón "explicite su compromiso de acreditar el buen hacer de las empresas relacionadas con la prestación del servicio de comedor, requiriendo a la Inspección de Sanidad los certificados correspondientes con cierta periodicidad".

Todos estos aspectos podrían quedar recogidos en el futuro Plan de Comedores, una iniciativa planteada el curso pasado por la Consejería, pero que -recuerda el Consejo- no ha sido presentada aún ante la comunidad educativa. A pesar de ese retraso, los representantes que forman parte de esta institución aplauden algunas medidas anunciadas por Educación, como la extensión de los programas de ecocomedores y de elaboración de menús con productos frescos y locales, y la aprobación de una instrucción reguladora de las condiciones nutricionales de los comedores escolares.

Eso sí, para cumplir con todo ello reivindica más profesionales en los comedores escolares y una apuesta mayor por incrementar los servicios de gestión directa en los centros escolares.

El Ministerio de Sanidad ha reconocido como Buena Práctica el Plan de Frutas y Verduras que el Gobierno de Canarias lleva a cabo en los colegios a través del impulso de las consejerías de Sanidad, de Educación y Universidades y de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas.

Este Plan de Frutas ha sido reconocida como Buena Práctica del Sistema Nacional de Salud (SNS) en la convocatoria correspondiente a 2017, ya que para el Ministerio "constituye un importante esfuerzo a la implementación de los objetivos y recomendaciones de la Estrategia de Promoción de la Salud y Prevención en el SNS y facilita, además, el proceso para su implantación en otros centros del Sistema Nacional de Salud".

También destaca que su enfoque "innovador mejora" la calidad de las intervenciones en promoción de la salud y prevención a todos los niveles, según informó el Gobierno canario en nota de prensa.

Así, en el marco de este plan, en el curso 2017/18 se repartieron frutas y verduras frescas a 80.228 escolares en un total de 375 centros educativos de toda Canarias, lo que supuso un incremento del 47 por ciento en el número de escolares y del 78 por ciento en el de centros con respecto al curso anterior.

Este Plan tiene como fin potenciar el consumo de frutas y verduras, así como promover hábitos de vida saludables entre los jóvenes, a razón del suministro semanal de una ración, de entre 120 y 180 gramos, durante 10 semanas (entre febrero y mayo) a escolares de entre 3 y 12 años para su degustación en el horario del recreo y la realización de unas acciones educativas, lo que tienen una "importancia destacada" para promover el cambio de comportamiento en el consumo y su sostenibilidad a lo largo de la vida.