Deportes
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Tenerife crítica las formas "nada deportivas" del Extremadura al fichar al ayudante de Oltra leer
ANTONIO HIDALGO EXJUGADOR DE MÁLAGA CF Y CD TENERIFE/ 2º ENTRENADOR DEL AEK

"El runrún del Heliodoro es distinto al de otros sitios"

El Día, Santa Cruz de Tenerife
4/sep/18 1:08 AM
Edición impresa

Antonio Hidalgo Morilla (Granollers, 8 de febrero de 1979) ascendió a Primera División con el CD Tenerife en 2001 y con el Málaga CF en 2008. Son los "dos momentos más importantes" de su carrera deportiva y los dos lugares que más le han marcado. No en vano, tiene dos hijos: uno nació en la Isla y el otro lo hizo en la capital de la Costa del Sol. Por eso, el partido de este sábado es especial para él. Lo seguirá desde la distancia. Ahora vive en Chipre, donde es ayudante de Andoni Iraola en el AEK Larnaca, pero se aprovechará del parón liguero por la fecha FIFA para no perder detalle de un duelo en el que espera que ganen los insulares "porque son los que más lo necesitan ahora".

¿Cómo le va en esta nueva etapa?

La verdad es que va a ser mi tercera temporada en Chipre y estoy muy a gusto. No pueden ir mejor las cosas. La temporada pasada ganamos la Copa y ahora hemos logrado clasificarnos para la fase de grupos de la Liga Europa.

¿Qué tal la experiencia en los banquillos hasta ahora?

Bueno, hago lo que puedo. Soy segundo entrenador y ayudo en todo lo que se necesita, tanto en aspectos tácticos como técnicos y en el balón parado. Estoy disfrutándolo desde otro punto de vista, ya que no puedo seguir jugando.

Usted siempre pensó en que esa sería su salida al colgar las botas.

Tenía muy claro que quería ser entrenador. De hecho, saqué dos títulos en Tenerife. El tercero lo obtuve en Zaragoza. Si tienes claro que esto es lo que te gusta, como es mi caso, no puedes estar mejor.

Empezó en el Granollers.

Sí, empecé con David Charcos en Tercera para salvar al equipo. De esa experiencia salimos muy contentos. Además, se produjo dos o tres meses después de retirarme. Salvamos al equipo y, justo después, Xavi Roca (exdirector deportivo del Sabadell, donde jugó cuatro temporadas Hidalgo) me llamó para vivir esta experiencia.

¿Qué tal es la Liga en Chipre?

Tiene mejor nivel de lo que parece. Hay seis equipos muy competitivos. Fíjate que el Apoel estuvo en la fase de grupos de la Champions el año pasado y se enfrentó al Real Madrid. Es verdad que, a partir de ahí, el nivel baja algo. Son ligas que no se tienen tan en cuenta a nivel de público, pero sí los directores deportivos y la gente de fútbol.

Hay muchos españoles.

Nosotros tenemos una decena, además de todo el cuerpo técnico y el director deportivo. En otros equipos también hay.

¿Cuándo empezó esa fiebre por el mercado español en Chipre?

La verdad es que están intentando copiar un poco el modelo de formación y gestión. Fue Jordi Cruyff el que lo empezó a implementar. Aquí estuvo Christiansen de entrenador, luego Imanol Idiákez, que ahora está en el Real Zaragoza...

Usted tendrá la ilusión de seguir la estela de Idiakez por ejemplo y acabar en el fútbol español.

Con esa idea trabajas. Al final tienes ilusión por vivir lo que has vivido siempre, el fútbol español... ¿Sabes una cosa? Esta es una liga lejana, pero me consta que varios equipos la siguen, incluido el Tenerife. Eso habla bien de la competición, pero también del club porque eso quiere decir que está haciendo seguimiento a estos mercados. Uno, por supuesto, espera que se abran puertas en el futuro. Aunque ahora estoy contento aquí, que quede claro.

¿Sigue la Liga española?

Con la clasificación para la Europa League me costará más, pero veo fútbol a diario. Sigo con especial atención a los equipos en los que he estado.

Entonces me lo pone fácil porque conocerá perfectamente cómo están Málaga y Tenerife.

Evidentemente hay tres equipos que me han marcado: Málaga, Tenerife y Sabadell. En los dos primeros conseguí mis mejores metas como futbolista. Estuve siete años en la Isla. ¡Si tengo un hijo malagueño y uno tinerfeño! He visto poco, pero he seguido mucho lo que pasa. Estoy informado de todo, más en la Isla que en Málaga.

Si le pregunto con qué equipo va me lanzará un tópico.

Mira, pues con el que más lo necesite. En estas circunstancias, creo que será el Tenerife.

¿Le está sorprendiendo algo de la Segunda y de este Tenerife 18/19 en particular?

Me ha sorprendido lo que cuesta traer futbolistas. Y eso que ahora hay dinero en el fútbol. Del Tenerife, aunque perdió algunos jugadores importantes en ataque, veo que ha fichado bien. Además, alguno de los que se fueron dejó cantidades que han permitido hacer otras operaciones. Por ejemplo, creo que ha firmado un muy buen jugador como José Naranjo.

De momento, no se le está viendo al mejor nivel. ¿Qué le recomendaría?

Jugar en la Isla tiene unas connotaciones muy especiales. Hay mucha presión mediática, el día a día se hace difícil... Yo no le recomendaría aislarse, sino todo lo contrario. Creo que cuanto más seas consciente de dónde estás, de lo que significa el Tenerife, antes vas a rendir y recibir el cariño de la afición. El runrún del Heliodoro no lo he sentido en los otros sitios en los que he jugado como Málaga, Zaragoza o Pamplona. Y eso que también son sitios de clubes importantes. Es distinto.

¿A qué se refiere? ¿Nota más presión que en esos lugares?

No sé si es más o es distinta, pero yo la sentía así. Pierdes tus dos primeros balones y ese runrún aparece. El siguiente ya piensas que no lo puedes perder. Pero Naranjo va a triunfar porque allí gustan los jugadores con talento. En cuanto haga goles y las cosas vayan mejor, no habrá dudas.

Seguimos por aquí con esa mentalidad de equipo grande y que necesita aspirar. Aunque el tope salarial y el número de abonados nos coloquen en la mitad de la tabla de Segunda.

Entiendo la presión porque el Tenerife puede estar por potencial e historia en Primera. Pero creo que lo saludable es que esa presión se la mandemos a otros. En la Isla hay que construir un buen equipo, no descolgarse de la lucha y esperar a que al final se presente la oportunidad. Pero no andar con prisas y obligaciones. Y ya sé que tres empates te hacen tener urgencias eh. Necesitas una victoria que te haga ganar tiempo para alcanzar un nivel óptimo.

Es que no termina de arrancar el equipo de Joseba Etxeberria.

Conformar un equipo, aunque solo tengas cuatro novedades, cuesta. Hay que tener paciencia, insistir en el trabajo y que la competición te ayude un poco.

¿Qué me cuenta del Málaga?

El Málaga, con respecto a cuando yo me fui, es que la propiedad ha cambiado. Pero ahora tienen más claro que la gestión la va a llevar gente de fútbol. Está Caminero, Juan Rodríguez... y López Muñiz (el entrenador) conoce muy bien la categoría. Sabe que van a ganar con mucho sufrimiento, pero es que eso es la Segunda. El aficionado del Málaga lo tiene en la mente. En la Isla quizás gusta más otro tipo de futbolista y de juego, más preciosista.

Nadar en una Liga donde hay barcos con tantas ventajas es complicado. Esas ayudas por descenso adulteran un poco el asunto.

Desde que se instauraron esas medidas, el descendido tiene una cantidad enorme de dinero con respecto a los otros equipos, pero está todo muy igualado. Va Las Palmas con un presupuesto muy superior y empata en La Romareda. Y el Zaragoza pudo ganar. Aún así, estos equipos tienen mucho ganado. A Las Palmas le va a aparecer el Rubén Castro de turno en los días malos. A otros equipos, que van más justitos, no. Porque no lo tienen.

¿Verá el partido del sábado?

Intentaré verlo, claro. Hay parón de selecciones y eso me ayudará. A ver si puedo.

¡Cuántos recuerdos!

¡Imagínate! Te puedo contar lo que pasó en los dos ascensos, con detalle. Me sentí protagonista en los dos, aunque en el primero era muy joven. Quizás en Málaga tuve más protagonismo en el campo. En la Isla estaban Martí y Torrado. Pero tengo recuerdos imborrables. En Málaga ascendimos en la última jornada... y contra el Tenerife.

ANTONIO HIDALGO EXJUGADOR DE MÁLAGA CF Y CD TENERIFE/ 2º ENTRENADOR DEL AEK