Sucesos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Piden rechazar un protocolo que estigmatiza a personas con trastorno mental leer

La mujer y las dos niñas asesinadas en La Orotava no fueron sedadas

Santa Cruz de Tenerife, Europa Press
13/sep/18 11:50 AM
eldia.es
Concentración en la capital para denunciar la muerte de una madre y sus hijas en La Orotava celebrada en julio./eldia.es

El servicio de Toxicología del Instituto de Medicina Legal de Santa Cruz de Tenerife ha descartado la presencia de drogas sedantes o de cualquier otro tipo en la sangre de las tres víctimas de la tragedia familiar de La Orotava ocurrida el pasado 14 de julio cuando un hombre, de 45 años, mató presuntamente a su esposa y a dos de sus hijas menores, estrangulándolas en la vivienda y ahorcándose después.

La autopsia revela que la mujer de La Orotava fue estrangulada y las niñas asfixiadas (18/jul/18)

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de La Orotava ha informado este jueves de que los informes toxicológicos del caso confirman los resultados negativos en cuanto a presencia de drogas tóxicas, monóxido de carbono, estupefacientes o alcohol en los cuerpos de las tres féminas --la madre y esposa, de 40 años y sus dos hijas, de cinco y tres años--.

A falta de algunos informes definitivos, el estudio médico forense detalla, en referencia al hombre, que la causa principal de su muerte fue compatible con un cuadro de asfixia, que la inmediata lo fue con un cuadro de anoxia encefálica y que los resultados toxicológicos dieron "negativo en cuanto a drogas tóxicas, monóxido de carbono, estupefacientes y alcohol".

La data de la muerte se establece en el 14 de julio de 2018, como ya había avanzado el informe preliminar, informa el TSJC en un comunicado.

EL CRIMEN SE COMETIÓ CON LAS MENORES DESPIERTAS

En referencia a la mujer, exponen los médicos del Juzgado que falleció de "muerte de etiología violenta homicida", y la causa fue por anoxia encefálica derivada de "asfixia mecánica por estrangulación a lazo".

Igualmente se fija la muerte el 14 de julio y los análisis de sangre no detectaron ningún tipo de sustancia tóxica en el cuerpo.

En referencia a las niñas, ambas fallecieron, según los forenses, por muerte violenta compatible con homicidio por "asfixia mecánica por sofocación", el mismo 14 de julio.

Los resultados toxicológicos han resultado negativos en ambos casos, "no habiéndose detectado la presencia de sustancias tóxicas de interés toxicólogico", lo que confirma que el crimen se cometió con las menores despiertas.