Cultura y Espectáculos

Una subasta de Sotheby's ofrece una mirada íntima a la vida familiar de Robin Williams

Antonio Martín Guirado, Los Ángeles (EE.UU.), EFE
14/sep/18 8:00 AM
eldia.es
Una obra del artista callejero Banksy, entre los artículos que serán subastados en Los Ángeles./EUGENE GARCIA (EFE)

La casa Sotheby's exhibe en Los Ángeles (California) un avance de la subasta que hará el 4 de octubre de más de 300 objetos que pertenecieron al actor Robin Williams y su esposa, Marsha, una colección que ofrece una mirada íntima a la vida familiar del célebre artista, fallecido en 2014.

"Lo que es excitante e interesante es que se trata de objetos que la familia escogió y con los que crecieron en su hogar", dijo Nina del Río, vicepresidenta de Sotheby's, sobre esta colección titulada "Creating a Stage: The Collection of Marsha and Robin Williams".

"Esta muestra ofrece una mirada íntima a la vida familiar de Robin Williams frente a la imagen pública que creó a través de su carrera", señaló Del Río mientras mostraba uno de los grandes atractivos de la subasta: un cuadro de Banksy titulado "Happy Choppers", realizado en 2006, que podría alcanzar un precio de 600.000 dólares (516.900 euros).

"Este cuadro aborda temas que interesaban personalmente a Williams y recuerda a su trabajo en 'Good Morning, Vietnam' (1987)", sostuvo Del Río en alusión a este film de Barry Levinson por el que el actor fue nominado al Óscar.

El cuadro fue un regalo de Marsha, productora de cine y filántropa con la que Williams estuvo casado durante 20 años, por lo que posee un "grandísimo valor personal", señaló Del Río.

Fue la propia viuda quien, junto a sus hijos, decidió poner en marcha la subasta, que se celebrará en Nueva York, cuya recaudación -se estima una cifra de entre 3,3 y 4,7 millones de dólares (de 2,8 a 4 millones de euros)- irá a parar en parte a organizaciones benéficas.

Marsha "siente que es el momento ideal para rendirle homenaje y, a la vez, seguir adelante con sus vidas", comentó Del Río.

Entre los objetos a subasta hay una gran colección de recuerdos cinematográficos relacionados con la carrera de Williams, como sus Globos de Oro por "Mork y Mindy", "Good Morning, Vietnam", "El rey pescador" y "Señora Doubtfire, papá de por vida" (valorados en unos 17.200 euros cada uno).

También se podrá adquirir el puñal que empleó en "Hook (El capitá Garfio)" y un cuadro que aparecía en una de las escenas clave de "El indomable Will Hunting", pintado por el director de la película, Gus Van Sant.

Varias obras de arte también saldrán a la venta, como una escultura de la artista Niki de Saint-Phalle, "Le poete et sa muse", que el intérprete conservaba en su rancho de California y que se calcula que alcanzará entre 350.000 y 400.000 dólares (de 300.000 a 344.000 euros).

Sin duda, uno de los objetos con más valor para los aficionados de la carrera del actor es el reloj de pulsera que lució en "El club de los poetas muertos", con el que entonó la célebre frase de "Carpe Diem, seize the day" (Carpe Diem, vive el momento).

"Robin era un ávido coleccionista de relojes. En esta muestra tenemos 40 de ellos y este en concreto lleva una inscripción con su nombre, el título de la cinta y el año en que se estrenó", explicó Del Río.

Completan la muestra muebles y arte decorativo de las residencias de Williams; objetos deportivos con autógrafos del baloncestista LeBron James y del boxeador Muhammad Ali, quien escribió de su puño y letra "eres un hombre realmente dulce y una persona especial"; así como ejemplares de la primera edición de "Esperando a Godot", valorados en unos 2.000 dólares (1.720 euros).

Curiosa es también la presencia de la toga original de Harry Potter que lució Daniel Radcliffe en la primera cinta de la franquicia -Williams era un enorme fan de la saga- y el conjunto de maletas que usaba el matrimonio -una edición limitada confeccionada por Louis Vuitton- para sus desplazamientos en avión.

"Sabemos que esa prenda de Harry Potter será muy esperada por fans de todo el mundo. La subasta contiene artículos de precios muy diferentes y hay algo para todos, así que esperamos que participe gente de todo el mundo", indicó Del Río.

Por decisión de Marsha y los hijos de Williams, parte de los beneficios de la subasta serán donados a Human Rights Watch, la fundación Christopher y Dana Reeve, el Hospital Infantil de Investigación St. Jude's y Wounded Warrior Project.

Con los fondos también se establecerá la Fundación Robin Williams, que concederá becas para estudiar en la prestigiosa escuela de artes Juilliard de Nueva York.