Canarias
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Gobierno libera 6.330 millones del préstamo a la Seguridad Social para la extra de Navidad leer
ANTONIO OLIVERA PRESIDENTE DE LA ZONA ESPECIAL CANARIA (ZEC)

"La ZEC debe ser cuestión de Estado, pero no hemos sabido transmitírselo"

Álvaro Morales, S/C de Tenerife
15/oct/18 6:26 AM
Edición impresa
 

Llega por segunda vez a la Zona Especial Canaria (ZEC), pero ahora se sienta en el sillón principal y no parece tener muchos complejos. Más allá de lo que dure la legislatura estatal y, por tanto, su designación, Antonio Olivera se marca un gran reto: hacerle ver al Gobierno central que Canarias tiene un instrumento fiscal tan atractivo mundialmente que debería ser cuestión de Estado, algo que no se ha sabido trasladar bien.

¿Obedece su designación a cuotas del PSC, a lo dicho de la delegada del Gobierno, a quejas de Tenerife...?

En los partidos, se intenta mantener equilibrios, pero este puesto es de naturaleza especial y requiere perfiles con conocimiento económicos, tributarios, fiscales, comerciales, de inversión internacional? El secretario regional siempre me trasladó que su apuesta por mí era por este perfil y, además, parecía que había consenso: me apoyaba Tenerife, Santa Cruz, la regional?

Vamos, que lo tuvo claro?

Bueno, así me lo trasladaron porque, al fin y al cabo, soy un profesional y este es un asunto importante... Parece que uno se apunta a esto, pero yo trabajaba, llevaba la política económica de la ejecutiva insular y colaboraba con la regional, sobre todo con el presupuesto estatal, la agenda canaria, el REF, el Estatuto... Y ya había estado aquí.

Vale, pero se habla de descompensación contra Gran Canaria?

A mí nunca me lo trasladaron así, aunque sé lo de intentar hacer equilibrios por pura lógica?

En esa lógica, ¿cree desequilibrado que, de 18 años de ZEC, su presidencia haya sido 14 para alguien de Tenerife o este foco insularista sí que ya es hora de trascenderlo?

Para mi generación, lo del tema insular tiene un tufillo "alcanfor", viejuno. Nosotros asumimos, con mucha naturalidad, que Canarias es una región integrada, quizás porque, cuando éramos niños, llegó la autonomía. Hemos absorbido ese concepto y veo con total naturalidad, desde hace mucho y en toda mi etapa profesional, vivir en una isla, pero trabajar en todas. Lo del insularismo persiste, pero se usa más en términos interesados cuando se quiere barullo político. Los canarios lo han dejado atrás y lo ejemplifico con eso de pasar euros a pesetas, que ya no hago, que no pillo: la peseta ya no me es un referente.

Sin embargo, ¿sí hay un desequilibrio en empresas y empleos?

No, siempre ha habido equilibrio y obedece a la actividad económica de cada isla. Las dos provincias están bastante equilibradas. No es cuestión de ponerse con un lápiz a ver si hay 5 proyectos más o menos. La actividad se ha ido concentrando en 4 islas. Donde hay desequilibrio es con las otras 3, las Islas Verdes?

¿Y tiene algo novedoso para La Palma, La Gomera y El Hierro, aunque es verdad que esta última sí ha avanzado con las renovables?

Lo importante con la ZEC es que haya proyectos de futuro. La ZEC, por sí misma, no genera nada. Necesitamos una base real, empresas y actividades con futuro en la economía global en esas islas, que presentan algunas oportunidades importantes. El Hierro ya encontró su nicho para ser autónoma con las renovables. La Palma tiene la actividad del Instituto Astrofísico. Quizás nos falta que cuaje algún proyecto relevante: debemos buscar. La Gomera puede generar (pausa)...

¿Generar qué? ASG se queja...

La ZEC no debe ir con una solución mágica. Es un elemento de apoyo. Hay que saber la apuesta de esa isla en la economía global. Podemos ayudar a difundir y hacer más atractiva la isla porque le damos un incentivo fiscal con requisitos de empleo e inversión menores ahí?

Se deduce que echa en falta ideas claras en La Gomera y La Palma?

Sé que ahí es más difícil; eso es objetivo, pues son islas en las que la población ha ido menguando y la capacidad de generar otras actividades es cada vez más complicada. Además, se descapitalizan mucho: el joven estudia fuera y no retorna...

Pero eso se oye hace 30, 40 años...

Y ahí se ve los resultados: es una economía muy difícil. Siempre lo digo: hay muchos palmeros grandes profesionales, pero desarrollan su actividad en Tenerife, Gran Canaria o fuera. La cuestión es trabajar de forma continua para que el talento local y el de fuera vengan, pero se necesita actividades de verdad, pues la ZEC es un incentivo sobre beneficios; si no hay, no sirve.

Por cómo conoce la casa, ¿qué ZEC cree que recoge y cuál desea dejar?

Hay 2 cuestiones claves. Antes eran 3, pero la mejora del incentivo fiscal se ha logrado con la reforma del 1 de enero de 2015, aunque se venía pidiendo desde 2001 porque había límites. Además, la reforma del REF traerá otros cambios. Por tanto, en lo fiscal tendremos un instrumento muy potente. ¿Qué queda? Por ejemplo, una colaboración mucho más estrecha con el Estado. Tenemos que empezar ya a concienciar, pues no sé por qué no ha calado esto: que la ZEC es o debe ser una cuestión de Estado, pero no hemos sabido transmitírselo. Hay que hacer el máximo esfuerzo en esto. La ZEC no es algo de los canarios para que se las entiendan. No. En un mundo global en el que los países venden sus atractivos internacionalmente para captar empresas y capitales, España debe tener en cuenta que tiene una zona con un incentivo muy interesante.

¿La promoción estatal es nula?

El Estado promociona España, pero no es consciente, porque no se lo hemos sabido transmitir, de que hay una región con esas particularidades. A lo mejor, cuando en un proyecto la fiscalidad puede ser relevante, pues el Made in Spain, el ICEX, la Marca España o el que promocione España debe decir que existen estas Islas con esos incentivos. Quiero sensibilizar sobre que Canarias puede aportar mucho a España, y no solo al revés.

La expresidenta de la ZEC Barreda decía que Canarias tenía el instrumento fiscal, legal, claro, más potente de la UE: ¿lo comparte?

Es bastante potente. La tributación es muy atractiva, desde luego.

¿Las empresas españolas desaprovechan mucho potencial aquí?

Puede haber mucho potencial, porque fíjate que, hasta 2015, teníamos la limitación de que las empresas nacionales, cuando constituían el ámbito de la ZEC, tributaban al tipo reducido, pero cuando la matriz recuperaba los dividendos de esa filial debía volver a tributar sin ventajas fiscales, algo que no ocurría con las de otro país pues había un acuerdo de doble imposición. Eso se corrige en 2015 porque era una situación extraña y ahora hay mayor potencial, aunque siempre hemos defendido que, al final, es muy importante la presencia en Península; ya no solo para captar capitales nacionales, sino extranjeros, pues todas las multinacionales que piensan instalarse en España pasan por Madrid, Barcelona... Hay que estar presentes...

¿Tiene algún referente similar a la ZEC y querría parecerse a él?

La ZEC tiene que ser un instrumento único. He llegado a la conclusión de que esto es como Silicon Valley, que muchos quieren imitarlo, pero solo hay uno; cada uno debe especializarse y desarrollar una idea que genere actividad económica.

Un instrumento único mundial.

Debe serlo, no tenemos que competir con otros, sino tener nuestra apuesta y que sea singular. Por ejemplo: Canarias tiene unas condiciones extraordinarias para el turismo. Desafío al que sea que me busque una región del mundo con las mismas condiciones. Además, tenemos actividades vinculadas a servicios en las que ya no estamos en peores condiciones porque lo importante es tener una buena conectividad. Debemos enfocar hacia lo que podemos ser punta de lanza en la economía global. No imitemos a otros que ya lideran; seamos líderes en lo que podemos pues es lo que nos dará saltos de verdad.

Pero, ¿teme que surja una zona parecida en la UE o África?

No me preocuparía porque buscamos un liderazgo activo, una especialización propia e inimitable basada en nuestras singularidades. El concepto de ultraperificidad, la lejanía... Nuestro hecho diferencial tiene dos caras: las desventajas, que estamos alejados, fragmentados y somos islas, y tiene oportunidades, porque nos permite condiciones climáticas únicas para el turismo o tener que enfrentarnos a desafíos que generan ideas que pueden ser exportadas: como la desalación de aguas, en la que somos líderes, renovables?

Estamos a la cola en renovables...

Pero porque la gestión en las Islas no ha sido la adecuada, ya que teníamos los elementos para ser pioneros y líderes. Debemos responder a desafíos asociados al cambio climático. Es que, además, lo sentiremos primeros y es por supervivencia. Deberíamos liderar esto, pero lo descuidamos por poner más acento en compensar las desventajas que en aprovechar las oportunidades. Las desventajas están muy bien trabajadas, pero debemos poner el foco en generar oportunidades: olvidarnos ya de tanto victimismo.

Habla de 2 elementos a desarrollar, pero solo se ha referido a uno...

Sí, el otro es darle a la ZEC más proyección mundial. Instalar proyectos locales es importante pues retienes talentos, pero tenemos que poner más focos, de forma más clara y potente, en la difusión exterior.

¿Se ha difundido poco y mal?

No, es que la ZEC ha tenido siempre recursos muy limitados?

Es decir, se ha mimado poco?

Sí. Incluso, pienso que es un buen ejemplo de institución que ha sabido proyectarse por colaboración porque su presupuesto real es de 1,6 millones y, para promoción, muy limitado. Sin embargo, ha logrado resultados bastante interesantes. Creo que falta la convicción de que la ZEC puede ser un elemento atractivo en política de Estado y en la regional.

¿La última promoción de Clavijo y Ortega le pareció acertada?

Hay que promocionar las oportunidades de liderazgo. No tenemos que ir fuera diciendo que hay un montón de subvenciones; no nos interesan los rentistas, sino empresas que generen mucho beneficio, de alto valor añadido que, además, son las que hacen más I+D+I y las que pagan salarios más altos.

Por lo que dice, se supone que se reunirá pronto con ministerios?

Ya he dado instrucciones para eso. Fundamentalmente para que, a través del ICEX, tratar de sensibilizar al Estado. Por supuesto, hay que tener excelentes relaciones con Hacienda y con la parte de promoción, con la secretaría de Comercio, y ya me estoy moviendo para plantear una colaboración bastante activa.

¿Ha hablado con Clavijo y Ortega?

Con el presidente no, sí con el consejero. Tenemos la ventaja de que ya nos conocemos y hemos trabajado bastante, sobre todo negociando el REF, otros temas fiscales, la financiación... Es importante tener buenas relaciones y poder sumar?

Pero hay un ambiente enrarecido entre CC y PSOE, ¿teme que afecte?

Hay que distinguir el trabajo en ámbitos como éste de la estrategia política, aunque hay gente a la que le cuesta. La predisposición es buena, siempre he trabajado buscando la colaboración y quizás por eso algunos dicen que tengo lo justo de político... No creo que afecte.

¿Los nuevos filones siguen siendo la reparación naval y la parte audiovisual o hay que ampliarlos?

La ZEC no debe indicar cuál es el futuro, pero sí debe estar pendiente de hacia dónde va. Hay que hacer un esfuerzo por estar conectados, en relación directa con los agentes económicos que están en las vanguardias para poder detectar por dónde van las tendencias para plasmarlas en el plan de promoción de cada año. Si queremos aspirar al liderazgo, debemos ir por ahí.

Pero, ¿van por ahí: reparación naval, el cine, energía limpia??

Y servicios tecnológicos, programación, informática para aplicaciones y renovables? Estas actividades requieren no solo una atractiva fiscalidad, sino personas bien formadas. Si nos la tenemos, que no haya programadores aquí, puede ser algo limitante...

Podemos mantiene que, como la RIC y parte del REF, la ZEC es casi un paraíso fiscal para privilegiados: ¿teme que ese mensaje cale?

Creo que no. Para que entiendan que no es un paraíso fiscal, les recomiendo que se lean cómo fue la negociación del Estado con la UE y los esfuerzos hechos para que quedara claro eso: que los incentivos eran a cambio de aportar valor al entorno en empleo, inversión? Eso está muy bien recogido y, de hecho, se han dejado fuera actividades que pudieran buscar solo el beneficio o ahorro fiscal. Por eso se cortó por lo sano con todas las actividades financieras.

¿Cree que eso se debería modificar, y más con el brexit, la City??

Lo que parece erróneo es haber descartado todas. Hemos hecho estudios y hay actividades financieras que podrían venir al no ser muy movibles: las vinculadas a los riesgos de los seguros o las que surgen por nuevas tecnologías, que dan más opciones que la banca tradicional.

¿Va a tomar medidas en esto?

Voy a proponerle a las autoridades regionales y estatales establecer una criba, un mayor detalle?

Pero, ¿lo cree factible o quimérico con el panorama en la UE?

Hombre, Bruselas es sensible a los argumentos.

¿Caben muchas de la City?

En el Reino Unido, hay 2 millones de empleos en el sector financiero y en actividades vinculadas, como jurídicas o de contabilidad especializada. Con el brexit, se espera que entre un 20 o 30% tenga que salir porque tendrá autorización para operar con la UE. Son, pues, unos 400.000 a 600.000 empleos, y es una oportunidad. Parte de esas actividades, las profesionales, ya están autorizadas y podrían instalarse en la ZEC mañana mismo. Hay un nicho interesante ahí, pero también está lo otro y hay que cambiar las directrices pues se generaría valor de verdad. Además, se suele poner el acento solo en las sociedades, pero cada vez tienen más peso los profesionales que se mueven, que trabajan en remoto y que hacen actividad económica. A estos hay que darles también incentivos fiscales.

Un REF de desventajas

A su juicio, la ZEC queda "muy bien" en el nuevo REF, pero no el resto porque "se concentra en las desventajas y poco en las oportunidades. Debe cambiarse en la revisión de 2021. El REF de ahora es de continuidad y mejora, pero compensar las desventajas no le funciona a Canarias, y se ve en su PIB. La lógica de la diferenciación siempre fue ver en qué ser fuertes al exportar diseñando un sistema fiscal que compensara la compra del resto. Esto reforzó el transporte marítimo, pero dejamos esa lógica por las desventajas, olvidándonos de un sector en el que somos líderes, aunque aún hay muchas cosas a mejorar en turismo, sobre todo valor añadido por turista, pues nadie logra 100 millones de pernoctaciones al año, ni París. Hay trabajadores casi explotados al generarse poco gasto por visitante. Esto no pasa en Hawaii, donde la noche cuesta casi 900 dólares. No tenemos cadenas, salvo Lopesan, porque las condiciones para el turismo eran tan buenas que a los agentes locales les bastó hacer el hotel y ceder su gestión a otros por una renta. No fue ceguera, yo lo hubiera hecho, mientras que Cataluña y Baleares, al tener 6 meses de temporada, crearon un sistema de gestión para vivir todo el año. Aquí, hubo decisiones personales lógicas, pero malas para lo colectivo".

Etapa "terrible" en la ZEC

Olivera insiste en la necesidad de recuperar el presupuesto de la ZEC que casi cayó a la mitad en 2008-09 por la crisis y aún sigue igual. "Los resultados se notarían, con más empresas, más empleos y de más calidad. Para eso, se batallará con el presupuesto estatal, que aporta el 75%, y el regional. Ahora, con la mitad de plantilla, se logran más autorizaciones, proyectos e inscripciones, pero porque el instrumento es más atractivo. Esta casa pasó un periodo terrible que me dejó cicatrices. Muchos hicieron ajustes y lo justo es recuperarlo". Respecto a 2019, cree que se mantendrá el histórico de autorizaciones al año, de 120 a 130, y de inscripciones, sobre 90, con una media de 10 a 15 empleos.

Estatuto, sueldo y plagio

A diferencia del REF, cree que el nuevo Estatuto sí logra cambios "relevantes, como desvincular el REF de la financiación, algo difícil de entender y que metieron en 2009 por detrás". Preguntado por si teme otra recesión, dice que "aún no hemos salido de la actual; nos hemos recuperado en lo macro, pero no en las familias". En contraste, asume que su salario (105.000) "responde a las normas del Estado", aunque recalca la especialización que se requiere. Sobre si plagió un trabajo para la ZEC, censura "la falta de rigor de la acusación, pues, en su parte sustantiva, la de analizar las últimas cifras, es implagiable, mientras que lo otro es la evolución de la ZEC, que resulta una misma narración".

ANTONIO OLIVERA PRESIDENTE DE LA ZONA ESPECIAL CANARIA (ZEC)