Sucesos

Acusan a un detenido de blanquear unos 65.000 euros del narcotráfico

La Fiscalía pide cuatro años de cárcel y la defensa la libre absolución o, como mucho, un año de prisión para T.O.N., detenido en Taco en 2016.
Noé Ramón, S/C de Tenerife
16/oct/18 6:27 AM
Edición impresa
Acusan a un detenido de blanquear unos 65.000 euros del narcotráfico

La Audiencia Provincial acogió ayer el juicio por un supuesto delito de blanqueo de capitales del que la Fiscalía considera responsable a T. O. N., a quien la policía interceptó en 2016 en una calle de Taco en posesión de 65.000 euros.

El Ministerio Público solicita una multa de 195.000 euros y cuatro años de cárcel, mientras que la defensa mantiene la inocencia o cree que como mucho se le debe imponer la pena de un año de prisión. Y ello es así en cuanto que el supuesto delito solo lo habría cometido en grado de tentativa aunque, en cualquier caso, la letrada mantiene que no se ha podido demostrar el origen ilícito de los fondos.

Los billetes fueron intervenidos por agentes de la Policía Local de La Laguna mientras realizaban un control rutinario en la calle Vallehermoso y estaban distribuidos en siete fajos envueltos en cinta adhesiva por el exterior y de papel de aluminio en el interior. La Fiscalía mantiene que el dinero provenía del tráfico de drogas, delito por el que el T. O. N. ya había sido condenado en 2011, cuando se encontraron en su poder 630 gramos de cocaína y que su intención era introducirlo en el sistema económico legal.

Los peritos certificaron que durante ese tiempo el acusado apenas ganaba 700 euros en una empresa de transportes, pese a lo cual también en su momento adquirió un coche por valor de 6.000 euros. El procesado acababa de llegar de viaje y justificó la posesión de este dinero porque se lo habían dejado otras personas con el fin de adquirir azulejos en Alicante para luego venderlos en Nigeria, su país de origen.

Aseguró que prefería llevar los fondos en metálico en vez de recurrir a las transferencias porque estaba acostumbrado a trabajar de esa manera y que lo envolvió para evitar que se estropeara con la humedad. "Iba a hacer un negocio con otras personas y luego nos pensábamos repartir los beneficios", declaró.

En la vista intervinieron dos policías locales, quienes señalaron que detuvieron al sospechoso cuando optó por parar su vehículo veinte metros antes del control, momento en el que varias personas salieron del coche con unas maletas. Un testigo aseguró que acababa de recogerlo en el aeropuerto de Los Rodeos y que unos días antes le había entregado 15.000 euros. Los peritos manifestaron que los ingresos declarados de T.O.N. apenas sumaban 9.000 euros anuales y que por lo tanto, algunos gastos, como la compra del vehículo de alta gama, no se corresponden a su situación económica legal.