Santa Cruz de Tenerife

Clavijo acuerda con el Santander la compra de las viviendas de Añaza

El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, se reúne en Madrid con el consejero delegado de la entidad en España, Rami Aboukhair, y logra arrancar un preacuerdo.
El Día, S/C de Tenerife
19/oct/18 6:28 AM
Edición impresa
 

El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, y el consejero delegado de Santander España, Rami Aboukhair, alcanzaron ayer un preacuerdo que permitirá al Gobierno de Canarias la adquisición de las viviendas de las promociones del barrio de Añaza propiedad de la entidad bancaria.

En una reunión mantenida en Madrid, el presidente de Canarias manifestó su preocupación por la situación de las familias más vulnerables y valoró muy positivamente la sensibilidad y la voluntad de la entidad financiera.

Clavijo destacó, además, la importancia de este preacuerdo que avanza en la estabilidad y tranquilidad de los vecinos del santacrucero barrio de Añaza, que en las últimas semanas han vivido con preocupación la incertidumbre sobre el futuro de sus viviendas.

El presidente canario señaló que este preacuerdo terminará de formalizarse la próxima semana durante un encuentro que tendrá lugar en Santa Cruz y en el que, además de altos directivos de la entidad bancaria, estarán también presentes el alcalde capitalino, José Manuel Bermúdez, y el presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso.

Rami Aboukhair recordó que "Santander se comprometió desde el inicio de la crisis a no hacer ningún desalojo a familias vulnerables" y reafirmó su voluntad de colaborar con el Gobierno de Canarias y facilitar a las administraciones vías para desarrollar su política social.

Quiso dejar claro que el Banco Santander ha sido siempre sensible a la situación de crisis económica y desde 2012 no ha hecho ningún desalojo a familias con dificultades para pagar la hipoteca, buscando siempre soluciones de forma individual y con medidas a favor de los clientes vulnerables en riesgo de exclusión social que, en su conjunto, han beneficiado a más de 60.000 familias en toda España.

El acuerdo fue adelantado ayer por el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, en el transcurso de un encuentro con los medios en la plaza de España. Allí, explicó el acuerdo general alcanzado por el presidente regional, Fernando Clavijo, del que dijo que tiene como objetivo final que sean puestas en alquiler social, poniendo fin al problema de los desahucios de vecinos en Añaza.

Quiso valorar el "esfuerzo personal del presidente Clavijo para lograr una solución definitiva", que supondrá que será el Gobierno de Canarias el que gestionará y pondrá en alquiler directamente las viviendas de los edificios de las manzanas 7 y 8 de Añaza, que suman un total de 358 casas.

El alcalde quiso recordar que las viviendas que va a adquirir el Gobierno tienen categoría VPO, por lo que ve "lógico" que ejerza un derecho sobre las mismas.

Por otra parte, la consejera de Políticas Sociales, Empleo y Vivienda del Gobierno de Canarias, Cristina Valido, afirmó que el Ejecutivo tiene un derecho de tanteo y la primera opción de compra si el banco decide vender los pisos después de 2021 (cuando finaliza la protección).

"De vender, primero nos lo ofrecerán a nosotros y estamos dispuestos a negociar", indicó, subrayando que a partir de ahora, se empezará a trabajar en esa vía, aunque "hablar de dinero" vendrá en una "fase siguiente".

las claves

El pasado día 5 se hace pública la amenaza de desahucio o de no renovación de contratos por parte del Santander o sus filiales, que afectarían a un total de 358 familias del barrio de Añaza.

Tres días más tarde, el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, exige paralizar los desahucios junto al Cabildo y el Gobierno de Canarias tras reunirse con los vecinos.

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) lleva a la Fiscalía el caso y el alcalde asegura que revisará su relación con el Banco Santander tras no tener respuesta ni tener información.

El martes, Cabildo y ayuntamiento anuncian la retirada de un total de 29 millones de euros de las cuentas del banco, además de amenazar con tomar otro tipo de medidas conjuntas.

El miércoles la presión hacia la entidad y la mala imagen surgida a raíz del problema supone que el Santander pida una reunión para aclarar las cosas mientras se suspende el desahucio de Valeria.

Finalmente, ayer por la mañana el regidor santacrucero anuncia el acuerdo alcanzado por el presidente regional, Fernando Clavijo, con el consejero delegado del Santander, Rami Aboukhair, con el que finalmente se decide la negociación para comprar las viviendas.