La Laguna
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La borrasca deja en Canarias más de 40 litros por metro cuadrado y vientos de 100 km/h leer
JOSÉ ALBERTO DÍAZ ALCALDE DE LA LAGUNA

"Yo no me escondo ante un problema; yo doy la cara"

Jorge Dávila, Santa Cruz de Tenerife
22/oct/18 6:39 AM
Edición impresa
"Yo no me escondo ante un problema; yo doy la cara"

Ha aprendido a vivir bajo presión. Esa es la sensación que transmite José Alberto Díaz, alcalde de San Cristóbal de La Laguna, en los 49 minutos de "interrogatorio" desde los que toma impulso una entrevista en la que habla de gestión, de sus planes de futuro, de la Virgen de Candelaria y, por supuesto, de una oposición que se ha aliado en su contra desde el primer día que agarró entre sus manos el bastón de mando de Aguere. "Llevan tres años y pico generando inestabilidad, dando a entender a la ciudadanía que el gobierno está a punto de estallar, fomentando una moción de censura que no llega con todas sus fuerzas... Siguen en su papel de acoso y derribo", repite en varias fases de una conversación en la que inevitablemente se cuelan temas de actualidad como el futuro del mercado municipal, los problemas de movilidad que se dan en enclaves periféricos de la Ciudad de los Adelantados o el siempre anguloso Plan General de Ordenación (PGO). "Hay proyectos que deben consolidarse en los próximos años porque son prioritarios para los laguneros; acciones que están encauzadas, pero que necesitan tiempo para transformarlas en realidad", señala el candidato de Coalición Canaria a luchar por la Alcaldía lagunera en las próximas elecciones.

La ciudadanía, en función del interlocutor político que escuche o lea, puede tener la sensación de que vive dos realidades en torno a un asunto único. ¿Cuál es su explicación respecto a ese antagonismo?

Hay un equipo de personas que está trabajando para atender las necesidades que existen en cada pueblo y barrio de La Laguna, un grupo que se preocupa por cuestiones asociadas con la economía, la educación, los problemas sociales o la sanidad, y frente a eso existe una manipulación constante que no desea velar por los intereses del municipio y que se mueve en torno a un mensaje destructivo y la idea de que esto no funciona. Los que nos movemos en favor de los intereses de la ciudadanía estamos proyectando una ciudad del siglo XXI, un espacio que se adapte a los cambios y necesidades que plantea la sociedad actual y, sobre todo, la que viene en camino.

¿Cómo se logra "sobrevivir" en medio de esa inestabilidad?

Trabajando... No hay otra alternativa. Este equipo de gobierno está a pie de calle, conoce el pulso de La Laguna y es consciente de que las horas de gestión en los despachos se deben visualizar en la calle. En ese sentido, estoy tranquilo porque sé que las cosas que estamos haciendo son valoradas por los ciudadanos. La oposición sigue en su papel de acoso y derribo. Su objetivo es paralizar la gestión y generar inestabilidad a través de una moción de censura que han alentado en infinidad de ocasiones. Su único deseo es trasladar a la opinión pública que esto está a punto de estallar... Está a punto explotar desde mi primer día como alcalde. A partir de esa realidad, en la que durante tres años y pico cada inicio de semana esperábamos una moción de censura, no queda más remedio que aislarte de esa espiral destructiva y buscar soluciones a los problemas que nos trasladan los laguneros.

¿Pero ese intento de "parálisis administrativa", que usted asocia con la oposición, se ha dado?

La han propiciado de múltiples formas, pero no... Estamos impulsando planes de accesibilidad, la remodelación de calles, espacios deportivos, plazas, y fomentando iniciativas que están a la vista de todos. La oposición ha perseguido crear ese atasco por la vía administrativa, reclamando una cantidad de información abrumadora que no van a poder analizar porque son incapaces de asimilar el contenido de la documentación que se les facilita. La judicialización de cuestiones políticas ha sido otra de sus estrategias para trasladar a los funcionarios el temor de que se está dando una situación de trapicheo en la administración local que es falsa. La primera de esas denuncias fue archivada por la fiscalía, espero que el caso Grúas se resuelva pronto y existe una tercera que habrá que esperar a ver cómo se resuelve. De vuelta a su primera pregunta, sí me gustaría incidir en el hecho de que la oposición lo ve todo de color negro, aquí no se hace bien y las cosas que salen adelante es porque ellos lo han propiciado... Su discurso no es de gobernanza o de mejora del municipio, sino un discurso de eliminar al rival. Ese es un estilo rancio de hacer política.

La Laguna siempre ha existido una oposición "pegajosa" y vigilante, pero, ¿no cree que la actual se ha radicalizado...? Se lo pregunto porque a usted en el último pleno lo llamaron payaso.

Sí, sin duda. Mi experiencia es más corta que otros compañeros de formación que conocen esta realidad desde hace más tiempo, pero la actual es la oposición más virulenta que ha existido en La Laguna en toda la historia democrática. Lo que menos le preocupa al ciudadano es que Santiago Pérez (XTF - NC) me llame payaso. También es verdad que no es la primera vez que recibo algún tipo de insulto, pero si ese es el único método que pueden usar para llegar al poder o gestionar esta administración, ya podemos empezar a temblar si algún día están en él. Siempre que me preguntan por la moción de censura digo lo mismo: si finalmente se da, habrá que irse a la oposición, desilusionado por el hecho de no haber podido agotar el ciclo, pero con la conciencia tranquila y la voluntad de luchar por los intereses de todos los laguneros desde ese lado. Lo que no vamos a hacer es caer en la misma trampa e intentar frenar a la administración local sí o sí. Estar más de tres años acorralando a este equipo de gobierno es una prueba de irresponsabilidad que no admite ningún tipo de defensa.

¿Ha visto cerca alguna vez que pudiera prosperar una moción de censura en su contra?

No... No la he visto cerca nunca y, sobre todo, no me he preocupado por ella porque, insisto, nuestras prioridades son otras...

¿Ni siquiera las horas que siguieron al pleno extraordinario que se celebró al inicio del pasado verano?

Soy un abogado con el ejercicio suspendido, que antes de entrar en este equipo de gobierno ya tenía un prestigio laboral y que decidió entrar en política para devolverle a los ciudadanos lo que me han dado. A lo mejor es una ficción mía, pero soy lo que soy gracias a la sociedad canaria. Hay gente que quiere vivir de la política, pero no es mi caso... Si mañana deciden que no debo estar aquí vuelvo al lugar donde he estado siempre, pero si estoy aquí es porque creo que tengo la capacidad y, sobre todo, un equipo de trabajo que se desvela por colocar a La Laguna en una posición de privilegio económica y socialmente hablando. Yo no he venido a la política a servirme de ella, pero hay gente que lleva mucho tiempo de forma directa o indirecta de viviendo de la política.

Lo que no va a negar es que sobre usted hay una lupa que vigila cada uno de sus movimientos. El último ejemplo lo tenemos con el sueldo que percibe como alcalde...

Más que el debate que se haya podido generar en torno a ese tema, lo que sí me indigna es que un periódico se atreva a publicar que me parece poco lo que cobro. Eso es falso. Como mucho habré comentado que no me parece ni mucho ni poco. Yo entré al Ayuntamiento de La Laguna sin preguntar lo que cobraba. Yo no tengo que demostrar a nadie quién era antes de entrar en política y le puedo asegurar que mis ingresos como abogado eran superiores a lo que recibo en la actualidad, pero, insisto, yo no estoy en el ámbito público por el sueldo que recibo a final de cada mes.

¿Se ha sentido incómodo por el hecho de que le recordaran que es uno de los alcaldes mejor pagados de España?

Cobro lo mismo que el secretario del pleno sin complementos. A unos les podrá parecer mucho y a otros poco, pero eso es lo que está estipulado. Los miembros de este gobierno con responsabilidades políticas reciben el salario que se le paga a un jefe de sección, también sin complementos, y los líderes de la oposición, es decir, los liberados perciben una mensualidad que está en base a un jefe de sección... Yo no tengo tarjeta de crédito. Si un día lo invito a comer pago yo, no el Ayuntamiento. En estos tres años se han pagado una o dos comidas como gastos de protocolo, el resto salieron de mi bolsillo. Creo que este asunto lo han utilizado políticamente para atacarme.

Ese sueldo está en proporción a lo que cobran los miembros de la oposición liberados, ¿no?

Si dicen que soy el primero de Canarias y el sexto de España, que ya le adelanto que no es un dato correcto porque muchos consistorios se negaron a facilitar sus sueldos, la oposición es la que más cobra de Canarias y de España. De hecho, no existe otro ejemplo igual en todo el territorio nacional. Una alcaldesa me contó el otro día que recibía un sueldo mucho menor que lo que se les abona a los miembros liberados de la oposición en La Laguna. Yo no sé si es mucho o poco, pero mi sueldo es de 3.800 euros al mes.

Sus rivales políticos dicen que usted ha propiciado un "catastrazo", ¿qué tiene que decir sobre ese tema?

Que es falso, una mentira más, la repetición de un discurso que pretende oscurecer la gestión de este gobierno... Durante todo este mandado hemos aplicado el 0,53% del valor que le otorga el ministerio a una vivienda. Ni más, ni menos. Aquí no ha habido ningún catastrazo, pero no podemos estar quietos ante los que defraudan. Llevamos tiempo luchando contra el fraude y aquí todo el mundo tiene que pagar sin escaqueos. El que no tenga recursos que se ponga en contacto con Servicios Sociales y tratamos de buscar una solución, pero los listos tienen que pasar por caja. Es mucho más sencillo hablar de un "catastrazo" que comprender las explicaciones que dejan claro que esa situación no se ha dado. Si has construido más en tu casa y llevas declarando años por menos metros, lo normal es que se incremente el recibo correspondiente. Para que lo entiendan de una forma más sencilla los lectores. Si el ministerio dice que lo que usted tiene no es un solar sino una vivienda, el propietario de ese inmueble tendrá que pagar conforme a lo que tiene. Eso no es ningún "catastrazo"; eso es hacer cumplir las reglas establecidas.

¿Qué sensaciones le transmite la planificación del Plan General de Ordenación?

Estoy satisfecho con el trabajo que se está realizando en torno al PGO. Los que me conocen saben que soy un hombre de consenso, una persona que sabe escuchar a los demás y eso es importantísimo cuando sobre la mesa tienes algo de esta magnitud. Avanzamos en la dirección adecuada. No tenemos un equipo redactor externo: la elaboración de este Plan General de Ordenación la hemos hecho con personal de la casa. Ese equipo de trabajo le ha dedicado más de 21 mil horas de su jornada laboral a analizar todas las variantes del PGO. Estamos rematando una serie de puntos que aún están siendo analizados y que esperamos que sean satisfactorios para una gran mayoría. Queremos ser una ciudad del futuro, pero sin vivir de espaldas al sector primario. Ahí están nuestros orígenes y vamos a ser muy con ese legado.

¿Le preocupa que la ULL se esté planteando trasladar algunas de sus ofertas académicas a Santa Cruz de Tenerife?

La Laguna ha crecido cuando se ha puesto sobre la mesa su capacidad para crecer hacia el exterior. Esta es una ciudad abierta a nuevas vías económicas, educativas, tecnológicas... Nosotros tenemos acuerdos con la Universidad que van a quedar reflejados en el nuevo PGO y el hecho de que la ULL tenga un centro en Santa Cruz no va a alterar la buena relación que mantenemos. La Universidad no se está planteando irse, está estudiando expandirse y eso hay que verlo con cierta normalidad porque ya tiene sedes en Adeje y en La Palma.

El mercado de La Laguna es una asignatura pendiente.

Cuando se tomó la decisión de trasladar el mercado municipal nos vimos condicionados por una crisis económica que, a juicio de los expertos en este tipo de asuntos, estamos empezando a remontar. Esta no es una operación sencilla. Hay que hacer el mercado, planificar 400 plazas de aparcamiento y canalizar el barranco de la carnicería. La tercera fase del proyecto es una cuestión obvia, entre otras cosas, porque hay que evitar que ocurra una desgracia como la que se dio hace unos días en Mallorca. La Laguna lleva años trabajando en esa línea preventiva. Hace unos años vivimos una situación dramática que hemos corregido canalizando zonas que nos estaban generando problemas. Ejecutar esos tres proyectos supone una inversión de 21 millones de euros que ya estamos negociando con el Gobierno de Canarias y el Cabildo de Tenerife para saber qué partidas económicas van a llegar desde esas administraciones. Los plazos de la obra están fijados en tres años y mi deseo es que se pueda licitar en 2019.

Lo que sí ha logrado en estos tres años y pico es un "lifting" económico importante en lo que respecta a la deuda municipal.

En mi primer día como alcalde la deuda era de 90.380.969,36 euros. Hoy, a 9 de octubre de 2018, esa cantidad se ha rebajado a 10.979.307,47 euros, es decir, que en tres años y pico hemos rebajado casi 80 millones. A pesar de la vieja cantinela de la oposición sobre las cantidades que se mueven de un lado a otro, la realidad nos indica que los ingresos en 2015 fueron de 148 millones de euros y los de 2018 se cifraron en 162. Eso nos ha permitido rebajar el endeudamiento, lo que implica pagar menos intereses, y llegar a una posición de desahogo que tanto parece molestar a la oposición.

¿Y cómo lo han conseguido?

Haciendo cuentas y siendo conscientes de que teníamos que rebajar esos 90 millones... De cada 100 euros reflejados en el capítulo de gastos, doce se destinaron a amortizar la deuda, es decir, que nunca han estado en riesgo las partidas que fueron a arreglar colegios, donde por cierto hemos invertido 3,8 millones de euros, plazas, recintos deportivos, saneamientos, vías y Asuntos Sociales ha prestado auxilio a 102 mil personas. Meter más de 50 millones de inversión en viviendas en este mandato no es escurrir el bulto.

JOSÉ ALBERTO DÍAZ ALCALDE DE LA LAGUNA