Canarias

La ULL amplía la OPE de 2018 y deja 'a cero' la lista de promoción interna de cátedras y profesores titulares

Santa Cruz de Tenerife, Europa Press
30/nov/18 17:37 PM
eldia.es
Emeterio Suárez (CC BY 3.0)

El Consejo de Gobierno de la Universidad de La Laguna (ULL) ha aprobado en su sesión de este viernes una propuesta presentada por la vicerrectora de Ordenación Académica y Profesorado, Carmen Rosa Sánchez, para ampliar la oferta pública de empleo para el personal docente e investigador de 2018.

Con esta medida "se dejan a cero las listas de promoción interna de cátedras y titulares y se amplía la oferta de empleo público para contratados doctor cuyos contratos expiren en 2020", explicó la vicerrectora.

La Universidad de La Laguna ya había aprobado una oferta de plazas docentes en septiembre de este mismo año, pero ahora ha sido posible realizar esta ampliación dado que la Ley de Presupuestos Generales del Estado estableció que aquellas administraciones públicas que cumplieran en el ejercicio anterior los objetivos de estabilidad presupuestaria, deuda pública y regla de gasto, tendrían una tasa de reposición del 100% y un 8% adicional en aquellos ámbitos que requieran un esfuerzo adicional, y la institución académica ha cumplido los requisitos.

Esta ampliación de la oferta se concreta en 14 plazas de cátedras, 1 plaza de cátedra en áreas deficitarias, 5 plazas de profesorado titular de universidad, 8 plazas de profesorado contratado doctor, 1 plaza de profesorado contratado doctor en áreas deficitarias, y 7 plazas de titulares y contratado para personas contratadas a través del I3 (Programa de Incentivación de la Incorporación e Intensificación de la Actividad Investigadora).

La vicerrectora valoró el hecho de que con esta ampliación no solamente se podrá cubrir la demanda del personal docente de la institución, que ya estaba debidamente acreditado cuyas plazas no habían sido convocadas, sino que se podrá atraer profesorado externo en áreas deficitarias, algunas de las cuales está cubiertas por docentes temporales, "lo cual no es razonable".

La misma vicerrectora también presentó un nuevo reglamento para ordenar la figura del profesorado visitante, hasta ahora inexistente en la institución, que permitirá contratar durante un año, prorrogable a un segundo, a docentes procedentes de otras instituciones académicas y organismos públicos de investigación.

Cada año saldrá una convocatoria que delimitará el número de plazas ofertadas, previa negociación con la representación sindical del centro.

Mediante la incorporación de este profesorado visitante, se pretende reforzar las labores docentes e investigadoras en aquellas áreas que puedan mermadas por la falta de personal, así como atraer talento externo.

También dependiente del Vicerrectorado de Docencia y Profesorado fue otra propuesta aprobada por asentimiento, dirigida a estabilizar al personal que ha accedido a la institución por la vía de la investigación a través de programas como el Viera y Clavijo, Beatriz de Galindo, Juan de la Cierva o Marie Curie.

Sánchez aclaró que, en cualquier caso, estas personas deberán cumplir todas las normativas de las convocatorias oficiales de acceso a plazas de PDI, y sus solicitudes deberán cursarse a través de los departamentos.

"No son muchas plazas y debemos hacer todo lo posible para garantizarlas mientras haya disponibilidad presupuestaria", explicó.

PRESUPUESTO

Otro de los puntos importantes del orden del día supuso la finalización de la tramitación en el Consejo de Gobierno del presupuesto de la universidad para 2019, al presentarse y aprobarse el documento final que ha incorporado algunas de las modificaciones sugeridas a lo largo de las diferentes etapas de consulta en el Claustro y otros órganos.

Tras este refrendo, solamente restaría que el Consejo Social, en su próxima reunión de diciembre, dé su visto bueno al documento para que esté vigente antes del inicio del nuevo ejercicio.

Para facilitar el debate en el Consejo de Gobierno, la gerente, Lidia Pereira, facilitó un documento de control de cambios en el que aparecen las modificaciones realizadas entre el anteproyecto y el texto final, una vez incorporadas las sugerencias recibidas, las cuales han afectado, entre otras cuestiones, a la redistribución de fondos desde el Capítulo II al capítulo VI solicitada por siete departamentos.

De este modo, el presupuesto que se eleva al Consejo Social asciende a una cuantía de 152.158.541 euros, que supone un 4,7% más que el de 2018, que fue de 145.326.250 euros,

Otro de los puntos del orden del día, presentado por el vicerrector de Tecnologías de la Información y Desarrollo Digital, Francisco de Sande, se refirió a un nuevo procedimiento mediante el cual toda adquisición de licencias de software o de nuevos aplicativos informáticos deberá contar previamente con un informe favorable del vicerrectorado, tal y como ya se está haciendo con el hardware.

El propósito de la medida es tener un catálogo completo del software que está actualmente en uso en la institución académica.