Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Baja el consumo de alcohol en España pero crece el de tabaco y cannabis leer

El tejido comercial capitalino hace caja

Santa Cruz de Tenerife recaudará 13,8 millones de euros derivados del gasto turístico en el periodo entre el 22 de noviembre y el 7 de enero de 2019. Este mes se espera el desembarco de cien mil cruceristas.
J.D.
2/dic/18 6:38 AM
Edición impresa
El tejido comercial capitalino hace caja

E l tirón económico que tiene el "Black Friday" es indiscutible. El hecho de que un negocio de perfil medio/alto -no un establecimiento catalogado como una gran superficie- ubicado en Santa Cruz de Tenerife consiga recaudar casi medio millón de euros en una jornada de compras compulsivas "fotocopiada" del modelo financiero norteamericano es la mejor señal de que algo está cambiando en la parcela comercial capitalina: "Santa Cruz es la primera referencia regional del Black Friday con mucha diferencia sobre la segunda opción", precisa Alfonso Cabello, concejal del área de Promoción Económica en el equipo de gobierno que lidera José Manuel Bermúdez, sobre una fecha que se ha convertido en el pistoletazo de salida de la campaña de Navidad.

"Habrá que espera unos días para ver cómo evoluciona en las próximas semanas el sector después de esa borrachera de compras, pero las previsiones de cara a las próximas fiestas navideñas son buenas", acentúa el nacionalista, antes de descubrir un dato que certifica una recuperación económica de la que se está beneficiando Santa Cruz de Tenerife. El pasado mes de noviembre desembarcaron en el puerto 114.000 mil cruceristas y en el actual se esperan otros 100.000.

Si cerramos un círculo entre el pasado 22 de noviembre y el 7 de enero de 2019, el número de cruceristas que harán escala en la capital se cifra en 75.000 personas. Pero detrás de ese macrodato se oculta otra realidad que alimenta la prosperidad financiera de un municipio que tiene previsto recaudar 13,8 millones de euros en gasto turístico en el ciclo temporal citado al comienzo de este párrafo. "Es un dinero que entra en circulación por primera vez en la ciudad, es decir, que no estaba en el bolsillo de los ciudadanos", añadiendo que "estamos hablando de una inyección económica que activará la circulación comercial de la ciudad", certifica antes de entrar en un análisis que afecta directamente a los emprendedores. "Santa Cruz está de moda, se ha convertido en un municipio atractivo para las marcas de tendencia que necesitan mucha rotación de clientes, pero pocas repeticiones: franquicias que buscan ofrecer un servicio exclusivo".

Cabello incide en el hecho de que en cuatro años el gobierno municipal ha conseguido darle la vuelta al calcetín. "El cambio de mentalidad ha sido de 180 grados. Yo también escuché en su momento frases vinculadas con el hecho de que Santa Cruz se había convertido en una ciudad gris, muerta, oscura... Esos comentarios son historia", destaca segundos antes de desempolvar la respuesta más habitual en una encuesta hace cuatro años. "Cuando le preguntabas a un comerciante por las razones que habían incidido en que un negocio le fuera mal, el 85% decía que la crisis económica era la principal culpable. Hoy, en cambio, ante la misma pregunta, esa valoración solo la realiza el 20% de las personas encuestadas. La primera respuesta que suelen dar en 2018 está vinculada con la elevada competencia que existe en el sector comercial", subraya el noveno teniente alcalde del consistorio capitalino. "Nuestra prioridad de cara al próximo mandato debe girar en torno a la gestión de un nuevo plan de inversiones en las zonas comerciales y, sobre todo, el establecimiento de unas mejoras en materia de movilidad", desvela Alfonso Cabello.

En los perímetros comerciales de Añaza, avenida Príncipes de España e Imeldo Serís se concentran las últimas inversiones. "Tenemos ocho zonas comerciales oficiales, pero damos cobertura a 19 franjas en todo el municipio", repasa en un instante de la conversación en el que acaba por admitir que en ocasiones percibe un estado de soledad que no impide que se siga trabajando en favor de los intereses de los comerciantes residentes en el municipio: "A veces, sí que echo de menos un mayor respaldo de otros segmentos de la administración en nuestras zonas", confiesa.

Aunque es consciente del rol que juega cada administración en esta sociedad, Cabello sí que considera vital que las ayudas procedentes del Cabildo para reforzar al comercio local tuvieran un mayor acompañamiento por parte de un organismo de mayor rango como puede ser el Gobierno de Canarias. "Falta definir entre las partes un plan de inversiones más ambicioso que nos ayude a redefinir el presente y futuro de esas zonas comerciales... Tenemos ocho y por detrás, el otro municipio que más tiene son tres. En ese apartado Santa Cruz es un referente indiscutible en esta provincia y, a su vez, una de las zonas punteras del Archipiélago", recuerda sin perder de vista la problemática generada en torno al capítulo de la movilidad. El eje que va hacia arriba, aunque sea antinatural, ha funcionado mejor en esta ciudad que el que transcurre entre el Mercado y Almeyda", destaca de la línea de gran afluencia comercial creada entre las ramblas y el puerto. "El futuro pasa por crecer a lo ancho", avanza sin disimular asuntos complejos relacionados con el uso del coche. "Si decidimos quitar estacionamientos en la zona de El Toscal habrá que crear aparcamientos en los alrededores", adelanta en un tramo final en el que aflora la liberación de los horarios. "Ese es un asunto que en ocasiones se usa de forma interesada, pero está claro que llegará el momento en el que abrir un domingo no se convierta en algo extraño".