Cultura y Espectáculos

Un pueblo convertido en literatura

El Festival Internacional del Cuento de Los Silos, que se prolongará hasta el 8 de diciembre, comienza hoy su programa oficial con un recital de textos a cargo de internos del Centro Penitenciario Tenerife II.
Raúl Gorroño
5/dic/18 6:19 AM
Edición impresa
Un pueblo convertido en literatura

U n Ícaro de madera, realizado por el artista italiano Luigi Stinga, quien también construirá dos enormes alas del mismo material, calles engalanadas con muñecos y otros elementos diseñados por los escolares de la localidad, casas, tiendas, puertas de garajes y varios escenarios de Los Silos, entre otros espacios, respiran ambiente literario con la celebración del vigesimotercer Festival Internacional del Cuento (FICLS), con el lema aire, en el que se ha implicado casi todo el pueblo.

Este evento, que comienza hoy oficialmente y se prolongará hasta el próximo ocho de diciembre, contempla la celebración de un centenar de actividades en torno a la literatura y la narracción oral, además de dar protagonismo al mundo de la ilustración.

Intervendrá una treintena de escritores y narradores procedentes de Estados Unidos, México, Finlandia, Colombia, Japón, Reino Unido, Madrid, Palencia, Valencia, País Vasco, Barcelona, Lanzarote y Tenerife, quienes contarán sus historias a quien se acerque a la villa norteña.

El programa, que se podrán consultar al completo en www.cuentoslossilos.es, arrancará a las 16:00 horas, en la sala del Centro de Salud, con "Palabras prisioneras", una experiencia literaria con internos del Centro Penitenciario Tenerife II.

Dos horas después, en la sala Pérez Enríquez, el escritor estadounidense Antonio Orlando Rodríguez y el director del festival, Ernesto Rodríguez Abad, inaugurarán el programa oficial del encuentro, en el que se dirán unas palabras en memoria de Xabier Puente Docampo. A las 19:00 horas, se abrirá la Feria del Libro.

El ductor del FICLS, el escritor y profesor universitario Ernesto Rodríguez Abad, que prometió algunas interesantes sorpresas este año, abundó en la ambientación que ya se respira en la localidad, por la que ya han pasado casi cinco mil escolares desde el pasado 15 de noviembre hasta hoy para asistir a las actividades organizadas específicamente para ellos.

"Luigi Stinga ha hecho una escultura en madera, un Ícaro remontando el vuelo, ubicada en la Plaza Nuestra Señora de La Luz, y hoy empezará a hacer dos enormes alas de madera, donde también se contarán cuentos, y estarán forradas con plumas de papel donde la gente podrá escribir un deseo. Una forma de que el público se sienta implicado en la construcción del decorado, que luego se quemará en la clausura del festival en un espectáculo sorpresa".

También nombró a una familia de la localidad que ha elaborado más de trescientos pájaros de cartón forrados con telas de colores, que "volarán" en la plaza del centro del pueblo; otra que ha reproducido la "Oda al aire" de Pablo Neruda en la puerta de su garaje; los alumnos de los colegios han decorado varias zonas, calles y árboles; una Asociación de Mujeres ha alegrado el Centro de Salud; además de algunas tiendas que han colocado cuentos en sus escaparates, al igual que una farmacia. "El pueblo participa cada vez más", apuntó Rodríguez Abad.

Este año también se ha recuperado la revista en papel "Nemosyne" y se concederá un año más el Premio Aula de Palabra, entre otras numerosas iniciativas, además de las narraciones orales, teatro, picnic de cuentos en una platanera, actuaciones en espacios al aire libre y música.

Rodríguez Abad lamentó que este año no se haya podido visitar, como en anteriores ediciones, los hospitales de referencia con cuenta cuentos, entre otras instituciones sociales. "Este año, que si estamos con los presos, no hicimos la parte social porque no teníamos los apoyos necesarios. Necesitamos tener un presupuesto estable para empezar a movernos".

El presupuesto con el que cuenta el festival en esta edición ronda los cien mil euros, aunque la cifra ideal sería de ciento cincuenta mil. "Reforzaría el festival con más escritores, más ilustradores y más actividades fuera de la localidad. Creo que el Cabildo, que ya colabora, ha iniciado los pasos para incluirnos entre los festivales nominados. También nos apoya el Ayuntamiento de Los Silos, el Gobierno de Canarias, el Ministerio de Cultura, CajaCanarias y La Caixa, además de algunas entidades pequeñas", matizó.

Ernesto Rodríguez Abad

director del festival del cuento de los silos