Canarias

Jefes de Policía Local piden reabrir la Academia Canaria de Seguridad

El presidente de Ajespol, Juan Fernando Cruz, cree necesario que el citado organismo funcione de forma autónoma para mejorar la oferta formativa destinada a agentes y mandos.
El Día, S/C de Tenerife
7/dic/18 6:26 AM
Edición impresa
Jefes de Policía Local piden reabrir la Academia Canaria de Seguridad

La Asociación de jefes y subjefes de las policías locales de la provincia de Santa Cruz de Tenerife (Ajespol) defiende la idea de la reapertura de la Academia Canaria de Seguridad para que ofrezca un programa formativo adecuado para los agentes y mandos de los cuerpos de seguridad municipales de todo el Archipiélago.

El presidente de este colectivo de jefes, Juan Fernando Cruz, destaca la importancia de que el Gobierno canario lleve a cabo este proyecto para que la entidad recupere la actividad de la Academia, que se mantuvo hasta el año 2012.

Cruz señala que es fundamental que la Academia Canaria de Seguridad funcione como un organismo autónomo dentro de la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Ejecutivo autónomo.

De esa manera, Ajespol se suma a la demanda de varios sindicatos, que, a finales del pasado mes, reclamaron la reapertura de la Academia, cuyas instalaciones se hallaban en el santacrucero barrio de Añaza.

Los sindicatos Federación de Servicios a la Ciudadanía de Comisiones Obreras (FSC-CCOO), UGT y CSIF remitieron un escrito recientemente a los grupos del Parlamento de Canarias para que presenten una enmienda al proyecto de Ley de Presupuestos de Canarias con el objetivo de restituir dicha entidad formativa. Y, según dichas organizaciones, el Archipiélago es la única comunidad autónoma que actualmente carece de un centro de dichas características.

La Academia fue suprimida a comienzos del año 2013 en el contexto de la crisis económica. Esa medida también se tomó en Madrid, que ya ha recuperado este año la suya.

Las instalaciones existentes en Añaza permiten ofrecer formación a 3.300 policías locales de las islas, a los miembros del Cuerpo General de la Policía Canaria, así como a otros profesionales de las emergencias, como bomberos o los centenares de voluntarios de Protección Civil que existen en diferentes ayuntamientos.

La supresión de dicha entidad obligó a que la formación recayera sobre la Dirección General de Seguridad, lo que ha mermado de forma significativa la oferta de cursos. Las citadas organizaciones sindicales recuerda que, incluso, desde el Gobierno canario se llegaron a dictar normas para cobrar a los funcionarios de policía por la asistencia a algunos cursos, lo que generó gran malestar entre los agentes.

El portavoz de CCOO en este ámbito, Carlos Lemes, explica que la necesidad de muchos ayuntamientos de ceder al Ejecutivo autónomo la gestión de los procesos selectivos de las plazas de policía local hace necesaria la existencia de un organismo autónomo, "que no tiene la misma rigidez que la administración autonómica". También cree oportuno establecer las políticas de formación en materia de seguridad que existían hace seis años en la Comunidad, en una entidad donde los alcaldes y sindicatos estaban en su consejo de administración para velar por la distribución del presupuesto.

Lemes recuerda que la creación de la Academia, merced a la Ley de 2007, "fue un revulsivo para las policías locales de Canarias, pues se abrió un camino para una mayor profesionalización".

El representante de CCOO manifiesta que el citado organismo autónomo también tenía atribuidas funciones de investigación, estudio y divulgación en materias relacionadas con la seguridad pública, así como el desarrollo de un plan de carrera profesional para el acceso a los distintos empleos de la Policía Local, que todavía no ha sido culminado y que ha generado mucha frustración entre los profesionales".