Deportes

Ganar tres cuartos ante el líder, insuficiente

El parcial de 20-7 en los 10 minutos posteriores al descanso impidió la tercera victoria consecutiva del Iberostar Tenerife en el Palau El Barça, liderado por Singleton, mostró su fortaleza interior Sebas Saiz fue el mejor aurinegro sobre la pista.
Acan, Barcelona
10/dic/18 6:24 AM
Edición impresa
Ganar tres cuartos ante el líder, insuficiente

Acan, Barcelona

El Iberostar Tenerife le aguantó 25 minutos al líder y no pudo sumar en el Palau su tercer triunfo consecutivo. Los tinerfeños estuvieron en el partido mientras tuvieron acierto desde la línea de tres puntos e hicieron daño debajo del aro, pero solo anotando triples no se puede ganar al Barça. Se necesita mucho más.

El Barça Lassa dejó resuelto el partido a falta de dos minutos (74-57), pero se desconectó en los instantes finales y los isleños lo aprovecharon para maquillar el marcador. La defensa de los azulgranas tras el descanso -solo encajó 16 puntos hasta su bajada de brazos- y su superioridad bajo los aros, con Singleton y Tomic marcando la diferencia, fueron las claves de su décimo triunfo.

Los dos triples anotados por McFadden en el inicio del partido (0-6, 2') fueron el aviso de que el estadounidense tenía su día, como demostraría en el segundo cuarto con otros dos. En la segunda parte, Kuric y Blazic se turnaron para dejarlo a cero y eso lo notó el equipo insular.

Los locales se pusieron las pilas rápido con una buena defensa sobre la primera línea de pase tinerfeña, y Singleton y Blazic sumando para irse de siete puntos (15-8, 7'). Txus Vidorreta reaccionó con acierto poniendo otro quinteto en pista, en el que destacó Sebas Saiz. El pívot lideró la reacción visitante con siete puntos consecutivos que igualaron el partido (15-15, 8'). Iverson se alió con Saiz y entre ambos llevaron al Iberostar Tenerife a cerrar el primer cuarto con cuatro puntos a su favor (17-21).

Las fuerzas se igualaron de nuevo en el segundo (24-24, 13') y los dos equipos rivalizaron desde la línea de 6,75. El Barça no podía imponer su físico en la zona y sobrevivía al buen juego de los tinerfeños con los triples de Pangos y Kuric (34-30, 16'). Los visitantes respondieron con la misma medicina: buena circulación de balón y triples claros de Saiz, Abromaitis y McFadden para irse al descanso cinco arriba (36-41).

El Barça recuperó el mando del partido tras el receso (44-41) de la mano de Tomic y Heurtel, pero el Canarias no se inquietó y siguió apostando por el triple y los pases dentro a Iverson para ponerse de nuevo arriba (44-46, 24'). La defensa azulgrana en el perímetro mejoró y Kuric se pegó como una lapa a McFadden para forzarle malos tiros. Kevin Pangos salió de nuevo al rescate de su equipo (52-48, 28'). Con un solo triple anotado en el tercer cuarto, a los tinerfeños les costó igualar la intensidad defensiva de los locales bajo los aros, con Singleton y Pustovyi dominando en ambos ante Niang y Saiz.

Los tinerfeños se quedaron sin anotar en los tres últimos minutos y el Barça cogió una renta de ocho puntos (56-48) para afrontar el último período con cierta comodidad. Los azulgranas apostaron por los balones interiores a Tomic y Oriola para ir cocinando a fuego lento la victoria final (62-53, 33').

El Barça jugó a alargar las posesiones y a buscar el desgaste en defensa de su rival hasta encontrar penetraciones claras a canasta. Heurtel puso por primera vez a los locales por encima de los diez puntos (64-53, 35') y el Iberostar Tenerife empezó a plegar velas ante su impotencia para atacar la buena defensa local. Beirán, ausente durante todo el partido, anotó su primera canasta, de tiro libre, a tres minutos del final, antes del tirón definitivo de los catalanes (74-57, 38').

Volvieron a entrarle los triples en los minutos finales a Brussino y Abromaitis, y el Iberostar Tenerife se despidió del Palau con un parcial de 3-16 que dejaba un marcador final más digno.