Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Los trabajadores del tranvía mantienen la huelga con paros parciales de hasta dos horas leer

Vecinos de Cabo Llanos exigen equipamientos públicos en la zona

Representantes de la asociación de comunidades Los Llanos para Vivir denuncian la dejadez de la administración con el "barrio" de la capital y lamentan que los proyectos "se dilaten".
El Día, S/C de Tenerife
17/dic/18 6:22 AM
Edición impresa
Vecinos de Cabo Llanos exigen equipamientos públicos en la zona

El Día, S/C de Tenerife

"Cabo Llanos dice basta ya". El resumen de la situación lo hace Charo Raposo, vicepresidenta de la asociación de comunidades de propietarios Los Llanos para Vivir, formada, de momento, por varias comunidades, a las que se sumarán otras a comienzos de año.

Con esta afirmación, Raposo expresa el malestar que existe entre los vecinos de esta zona de expansión de la ciudad por la carencia de "infraestructuras básicas", a pesar de que en ella residen cerca de 10.000 personas.

El colectivo expone que comenzaron a unirse cuando detectaron que la economía "volvía a moverse", ante el miedo de que Cabo Llanos "se llenara de cemento" y se olvidaran las zonas verdes y los equipamientos. Es decir, que se "olvidara" lo que estaba recogido en los planes aprobados para esta zona.

Los miembros del colectivo recuerdan que en abril hubo una reunión de gran parte de las comunidades de propietarios de Cabo Llanos con el alcalde y otros concejales, una cita en la que "se dieron plazos" por parte del ayuntamiento "que no se han cumplido". Entre otros, para el vallado de solares en los que se aparca ilegal.

"Durante una serie de años han ido preponderando otros enfoques, o sea, han salido los centros comerciales y otros proyectos privados, pero los vecinos que vivimos allí estamos en una situación precaria de equipamientos", se queja Lorenzo Hernández. "Porque tengamos un auditorio al lado no vamos a ir treinta veces a él. Lo que necesitamos son plazas, centros de salud...", añade. "Lo que nos pertenece. No pedimos algo que no nos toque", sentencia Raposo.

La vicepresidenta del colectivo remarca que Cabo Llanos "es un barrio, no una ciudad dormitorio, y lo que hace falta es que se piense más en sus necesidades y no en más cemento". "Queremos un lugar para vivir", sostiene.

La asociación lamenta que todos los proyectos que tienen que ver con Cabo Llanos "se dilaten". "Lo primero que queremos es tener información para poder transmitir y tomar decisiones o propuestas informadas", dice el presidente.

"Si no tenemos la información de lo que se quiere hacer en nuestro entorno más próximo, difícilmente podemos opinar sobre ello", subraya. "Tenemos el derecho a saberlo", recalca Raposo. También exponen que han participado en la propuesta no de Ley aprobada por el Parlamento para el CAE de Tomé Cano acoja el Centro de Salud de Cabo Llanos y que tienen solicitada una reunión con Educación para tratar el tema del colegio pendiente.

Y es que otra de las reclamaciones que formula la asociación tiene que ver con la falta de respuesta a "muchas propuestas" que han presentado a través de los registros municipales "con la idea de que el ayuntamiento fuera haciendo cosas en el entorno", explica Servando Pérez.

Entre ellas, la modificación de aceras porque los trazados están mal, alcorques elevados, la mejora de la plaza de El Corte Inglés y la posibilidad de desplazar el Espacio Cultural El Tanque.

Sin embargo, asegura Pérez, "no hemos tenido respuesta del ayuntamiento, ni a favor ni en contra. Se ha quedado en mute". "Y eso es lo que nos deja descontentos, porque si alguien solicita algo, lo lógico es que te respondan", critica el secretario de la asociación.

Como ejemplo de esta "dejadez", Los Llanos para Vivir expone el "tirón de orejas" que le ha dado el Comisionado de Transparencia al consistorio capitalino por no ofrecer una información que se había solicitado en diciembre de 2017. Se pedían, entre otras cuestiones, las inversiones realizadas en Cabo Llanos durante los últimos años y qué previsiones había para los años siguientes.

También cita el colectivo otro ejemplo de la falta de comunicación municipal. En este caso, el asunto tiene que ver con la plaza que se pretende construir entre las dos torres. "En la reunión de abril se nos dijo que estaba todo preparado para el convenio y que se haría lo que los vecinos quisiéramos", recuerda Servando Pérez.

La realidad, no obstante, es que a pesar de haber pedido por escrito, expresamente, la reunión hace casi tres meses y llamar semanalmente no se ha producido ningún contacto con ellos.

"Hemos solicitado una reunión con el área responsable para exponer la plaza que queremos, que no será como la de El Corte Inglés", expone el secretario. "Queremos algo más parecido a un parque y no un edificio de aparcamientos en concesión con una plaza casi descubierta encima", explica.