La Palma

Apuesta por profesionalizar y regularizar Bomberos Voluntarios

El Consorcio Insular de Servicios remite una carta a los ayuntamientos sobre el dinero que debe aportar cada uno para regularizar el servicio Los Llanos asume más aportación.
V.M., Los Llanos de Aridane
11/ene/19 6:26 AM
Edición impresa
Los bomberos serán financiados por todas las instituciones de la isla a través del Consorcio de Servicios./El Día

V.M., Los Llanos de Aridane

El Consorcio Insular de Servicios ha remitido una carta a los ayuntamientos de La Palma en la que informa de las cantidades que cada corporación debe aportar anualmente para regularizar, junto al Cabildo, el Cuerpo de Bomberos Voluntarios.

La idea es contar con un cuerpo de bomberos formado por una mezcla de profesionales, está por conocer en qué categoría, y voluntarios, regularizando una prestación que se está cubriendo de forma irregular, al adjudicarse por emergencia a una asociación de voluntarios y mantener el acuerdo en el tiempo sin sacarlo a concurso público, con reparos cada año de Intervención.

Una parte de los bomberos tienen contratos que les permiten recibir una remuneración mensual, aunque en ningún caso en la categoría que les correspondería.

Las estimaciones realizadas sobre el coste del servicio, con las nuevas condiciones previstas, está por los 1,2 millones de euros, el 60% financiado con fondos del Cabildo y el 40% restante aportado por los ayuntamientos.

A propósito, destacar que el Grupo de Gobierno (PP) en el Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane, institución municipal a la que por número de habitantes mayor aportación le corresponde para cubrir este servicio, ha incluido en los presupuestos de 2019 una partida de 118.000 euros.

El primer teniente de alcalde y concejal de Economía y Hacienda, Mariano Hernández, señaló que "siempre hemos estado a favor de regularizar el servicio, mejorando la situación sociolaboral de los propios bomberos y analizando las necesidades de medios materiales del Cuerpo, que somos conscientes de que existen, para cubrirlas".

Defiende que "cuando se habla de mayor seguridad para los ciudadanos, de una actuación lo más rápida posible ante una emergencia en la que puede estar en riesgo la vida de las personas, el margen para la confrontación política debería ser cero". Al ser cuestionado por la profesionalidad del personal, Mariano Hernández quiso aclarar que "voluntarios son por sus condiciones laborales, que se deben atender, pero no por cómo actúan. En su labor son profesionales".