Sucesos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La juez envía a prisión por homicidio y maltrato al marido de Romina Celeste leer

Tres ocupas tienen cien perros junto a un barranco en Adeje

Policías locales detectan en la zona de Ricasa numerosos canes atados junto a una vieja casa y un pozo abandonado, donde se incumple la normativa municipal sobre animales.
P.F., S/C de Tenerife
12/ene/19 6:33 AM
Edición impresa
Tres ocupas tienen cien perros junto a un barranco en Adeje

P.F., S/C de Tenerife

Policías locales de Adeje detectaron recientemente la existencia de un centenar de perros atados junto al barranco de Erques, en las proximidades del límite territorial con Guía de Isora.

Los agentes municipales observaron la presencia de los citados canes cuando en la mañana del pasado martes acudieron al accidente en el que el conductor de un vehículo se salió de la vía, cayó al mencionado cauce y sufrió heridas de gravedad.

Según las fuentes consultadas, los animales, de diferentes razas, permanecen atados junto a una antigua vivienda y un pozo abandonado en la zona de Ricasa.

Supuestamente, la posesión de dichos perros corresponde a tres personas extranjeras que residen en dichos inmuebles como ocupas.

Las mismas fuentes dijeron que una mujer, que se aloja en el viejo pozo, está en posesión de más de 80 canes.

Según han podido certificar los funcionarios que acudieron al citado enclave, la presencia de los perros y la acumulación de basuras genera un olor nauseabundo.

Además, las personas que pasaron por el lugar dudan de que en ese espacio exista suministro de electricidad o agua corriente, por ejemplo. La posesión de un número tan elevado de canes contraviene la ordenanza municipal para la tenencia de animales, así como la Ley autonómica sobre la materia. Supuestamente, personal del área de Sanidad del Ayuntamiento de la villa de Adeje tiene conocimiento de esta situación desde hace varios meses.

Sin embargo, hasta ahora no se ha intervenido para corregir el problema.

Cabe recordar que, hace algunos meses, policías locales de Granadilla de Abona intervinieron con una mujer que poseía un elevado número de perros en un recinto situado entre la autopista del Sur y el aeropuerto, a la altura de San Isidro.