La Laguna

Empleados de la Cruz del Carmen piden la presencia de más policías

Usuarios de uno de los miradores más importantes del ámbito del Parque Rural de Anaga aseguran que durante las últimas semanas han aumentado los robos en el aparcamiento.
El Día, La Laguna
17/ene/19 6:19 AM
Edición impresa
Empleados de la Cruz del Carmen piden la presencia de más policías

El Día, La Laguna

Un grupo de empleados y operadores del entorno de la Cruz del Carmen demandaron ayer más presencia policial en el aparcamiento del mirador, uno de los más transitados de La Laguna del que dicen se ha convertido en uno de espacios favoritos de lo ajeno para actuar. Apuntan que no es la primera vez que reclaman más presencia policial en la zona y son conscientes de las dificultades de destacar a agentes de forma fija, pero piden soluciones para minimizar los problemas que se suceden en el aparcamiento.

Señalan que durante las últimas semanas, aprovechando el buen tiempo y el periodo de temporada alta turística, son frecuentes las incidencias que casi siempre pagan los extranjeros. Recordaron que este mirador, el del Pico del Inglés y el de Jardina son los puntos más frecuentados por el visitante que se quiere adentrar en el Parque Rural de Anaga, cuya catalogación como Reserva de la Biosfera los hace una de las referencias turísticas en materia medioambiental de la Isla.

Uno de los denunciantes explicó que la semana pasada abrieron un coche de alquiler con una patacabra, pero al final no se llevaron ningún objeto de valor debido a que "lo que intentaron levantarse era una bolsa con una caja vacía. Pero no se equivoque, también rompieron el cristal de un vehículo a unos alemanes y tuvimos que echarles una mano... No sé si denunciaron o no, pero que existen los robos y los hurtos es verdad", respondió al ser cuestionado.

Los otros consultados, que no quisieron aportar sus nombres "porque aquí todos nos conocemos", señalaron que esta pareja de extranjeros "escaparon locos, pero con el susto en el cuerpo", pero hay otros no tuvieron tanta suerte.

Es el caso de una familia de la misma nacionalidad que "fue a hacer senderismo en el enclave y cuando regresaron ya tenían el cristal roto y se habían llevado una cámara de fotos. No es la cantidad o el valor de lo que se lleven, sino la imagen y la tranquilidad de poder disfrutar de un entorno único que unos pocos se encargan de chafarlo", añadió para añadir tres casos más por el estilo en los últimos dos meses.

Recordaron que en la Cruz del Carmen existe un punto de información turístico, una cafetería, un restaurante y una oficina de guardas forestales con vehículos visibles, lo "que da cierta tranquilidad al visitante, pero que al final se confían y sucede lo que sucede. Nosotros ayudamos en lo que podemos, pero es necesario que los cacos noten la presencia de los coches de la Policía en el lugar de cualquiera de sus cuerpos para imponer respeto por lo menos".